VUEL­VE CON MA­MÁ

Ta­na Ri­ve­ra se va con Eu­ge­nia.

Rumore - - Sumario -

No ha aca­ba­do de en­con­trar­se a gus­to aquí. Pa­ra mí ha si­do un pa­lo gran­de”, ha di­cho Fran Ri­ve­ra. El to­re­ro es­ta­ba ilu­sio­na­dí­si­mo con que Ta­na al fin pu­die­ra vi­vir con él, pe­ro la jo­ven so­lo ha per­ma­ne­ci­do ba­jo su te­cho seis días, tras los cua­les de­ci­dió re­gre­sar a Ma­drid con su ma­dre. Él ase­gu­ra que no ha ha­bi­do nin­gún pro­ble­ma ni dis­cu­sión con su pri­mo­gé­ni­ta, y lo mis­mo de­cía Eu­ge­nia Mar­tí­nez de Iru­jo, aun­que tie­ne cla­ro que aho­ra lo que im­por­ta es que ella se cen­tre en sus es­tu­dios: “Tie­ne que es­tu­diar y for­mar­se don­de sea, pe­ro tie­ne que ha­cer­lo”. Eu­ge­nia acla­ra­ba:“Ha em­pe­za­do aquí el mis­mo mó­du­lo que es­ta­ba ha­cien­do en Se­vi­lla”. Sue­na a que Ri­ve­ra es me­nos per­mi­si­vo con Ta­na que Eu­ge­nia Mar­tí­nez de Iru­jo, que re­cien­te­men­te le qui­ta­ba im­por­tan­cia al he­cho de que su hi­ja hu­bie­ra sus­pen­di­do la Se­lec­ti­vi­dad di­cien­do:“¡Yo era peor es­tu­dian­te que ella!

Eu­ge­nia Mar­tí­nez de Iru­jo En 2013, Fran y Eu­ge­nia se veían las ca­ras en los juz­ga­dos por la cus­to­dia de Ta­na. Ella ha­bía pe­di­do ir­se a vi­vir con su pa­dre, pe­ro entonces Ta­na era me­nor de edad y el juez de­ci­dió que se que­da­ra con su ma­dre.

Fran Ri­ve­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.