CON­CHA VE­LAS­CO RE­GRE­SA AL TEA­TRO

Con­cha vuel­ve a su obra El fu­ne­ral ya re­cu­pe­ra­da de su neu­mo­nía y con un hu­mor digno de elo­gio. ¡Vi­va la Ve­las­co!

Rumore - - Sumario -

Ha si­do so­lo un sus­to, por­que ya te­ne­mos a Con­cha Ve­las­co en las ta­blas otra vez. Tras es­tar in­gre­sa­da unos días en un hos­pi­tal de A Co­ru­ña y en otro de Ma­drid por una neu­mo­nía, la ac­triz veía có­mo el estreno de su obra El fu­ne­ral en Ma­drid se tam­ba­lea­ba. Pe­ro el miér­co­les pa­sa­do pre­sen­ta­ba es­ta co­me­dia jun­to al res­to del elen­co y su hi­jo Ma­nuel (que la di­ri­ge por­que, se­gún ha con­ta­do, su ma­dre se lo pi­dió) con ener­gías re­no­va­das y mu­cho hu­mor.“Co­mo he es­ta­do ma­li­ta, que­ría de­ci­ros que ya es­toy bien. Te­nía tan­ta ilu­sión.Vol­ver al Tea­tro La La­ti­na, en el que he te­ni­do tan­tos éxi­tos...”, em­pe­za­ba Con­cha. “He es­ta­do ma­li­ta, te­nía una neu­mo­nía. Por­que yo, co­mo soy una es­tre­lla, no iba a te­ner un ca­ta­rro.Yo ten­go pe­ri­to­ni­tis, no apen­di­ci­tis. No ca­ta­rro, neu­mo­nía”, aña­día.Y res­pec­to a los mé­di­cos que la tra­ta­ron, la ac­triz fue así de cla­ra:“Se sen­tó con­mi­go y yo le di­je:‘Doc­to­ra, yo ten­go que es­tre­nar en Ma­drid. Us­ted ve­rá. O me po­ne us­ted bue­na de aquí al día 3, que ten­go en­sa­yo ge­ne­ral, o me qui­to los ca­bles y me voy. Ella no­tó que yo lo de­cía de ver­dad y me ha per­mi­ti­do es­tar aquí”.

“Asis­tir a mi pro­pio fu­ne­ral, ¡cuán­tos qui­sie­ran!”, bro­mea­ba Con­cha.Y se­guía con su hu­mor ne­gro:“Yo de ma­yor que­ría ser fan­tas­ma y abue­la. Lo de abue­la ya lo he con­se­gui­do ¡y fan­tas­ma tam­bién!”.

“Mi ma­dre mu­riócon 74; mi pa­dre, con 86; y la me­dia es que yo voy a mo­rir con 81, 82”, di­ce Con­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.