ES OTRA HIS­TO­RIA

El ca­trín era el aris­tó­cra­ta me­xi­cano, la ca­tri­na aho­ra es un sím­bo­lo na­cio­nal

Rumore - - sumario -

En ca­da país se ce­le­bra de ma­ne­ra dis­tin­ta el Día de los Muer­tos: en Es­pa­ña, la tra­di­ción dic­ta vi­si­tar a los di­fun­tos en el ce­men­te­rio, lle­var­les flo­res, co­mer cas­ta­ñas, bu­ñue­los y hue­sos de san­to. En Mé­xi­co, hay una fi­gu­ra que se ha in­te­gra­do com­ple­ta­men­te en esa tra­di­ción, aun­que na­cie­ra ha­ce po­co más de un si­glo: nos re­fe­ri­mos a las ca­tri­nas, fi­gu­ras de es­que­le­tos ves­ti­das de mu­jer que na­cie­ron en las pá­gi­nas de los pe­rió­di­cos del XIX.

LA CA­LA­VE­RA GAR­BAN­CE­RA

Du­ran­te los go­bier­nos de Be­ni­to Juá­rez y Por­fi­rio Díaz, se co­no­cía co­mo gar­ban­ce­ras a las per­so­nas de san­gre in­dí­ge­na que ha­bían de­ja­do de cul­ti­var maíz pa­ra ven­der gar­ban­zos. De al­gu­na ma­ne­ra, re­ne­ga­ban de su ori­gen, pe­ro eso no les ha­cía pros­pe­rar: sus con­di­cio­nes de vi­da eran mi­se­ra­bles, in­cre­men­ta­das por los con­flic­tos y gue­rras del país.

Los pe­rio­dis­tas de la épo­ca cri­ti­ca­ban a los go­bier­nos en sus vi­ñe­tas, de­nun­cian­do la po­bre­za en la que de­ja­ban a su pue­blo pin­tan­do fi­gu­ras de ca­la­ve­ras y es­que­le­tos. Jo­sé Gua­da­lu­pe Po­sa­da fue el pri­me­ro que la di­bu­jó con as­pi­ra­cio­nes eu­ro­peas, aña­dién­do­le un som­bre­ro y bau­ti­zán­do­la co­mo la Ca­la­ve­ra Gar­ban­ce­ra. Ins­pi­ra­do por es­te di­bu­jo, Diego Ri­ve­ra le aña­dió el ves­ti­do de da­ma, trans­for­mán­do­la in­vo­lun­ta­ria­men­te de una fi­gu­ra de crí­ti­ca po­lí­ti­ca a un sím­bo­lo na­cio­nal pa­ra el Día de los Di­fun­tos.

Se ha he­cho tan po­pu­lar y que­ri­da que en la lo­ca­li­dad me­xi­ca­na de Aguas­ca­lien­tes le han de­di­ca­do un mo­nu­men­to mag­ní­fi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.