ES­CA­PA­DAS

Me­die­val, si­ba­ri­ta y sos­te­ni­ble, es­te es un des­tino que cui­da la tra­di­ción, mi­ra al fu­tu­ro y as­pi­ra a la per­fec­ción

Rumore - - sumario -

Es­ta es una ciu­dad ins­pi­ra­do­ra.Y de ello pue­de dar fe el es­cri­tor Ken Fo­llet, que se do­cu­men­tó so­bre la cons­truc­ción de una ca­te­dral pa­ra su li­bro más fa­mo­so, Los pi­la­res de

la Tie­rra, en­tre los mu­ros de San­ta Ma­ría. Co­no­ci­da po­pu­lar­men­te co­mo la Ca­te­dral Vie­ja, es­tá en obras des­de 1994, pe­ro es­tas ad­mi­ten vi­si­tas y es un recorrido tan in­tere­san­te que no pue­de de­jar de ha­cer­se. Sin em­bar­go, el gran or­gu­llo deVi­to­ria-Gas­teiz es ha­ber­se con­ver­ti­do en ejem­plo de ur­be lim­pia, li­bre de rui­dos, ama­ble y có­mo­da pa­ra quie­nes la ha­bi­tan y quie­nes la vi­si­tan. Cuen­ta con 10 mi­llo­nes de me­tros cua­dra­dos de par­ques y zo­nas ver­des pa­ra pa­sear, pe­da­lear, ob­ser­var aves y cier­vos o mon­tar a ca­ba­llo. Aquí to­do es­tá cer­ca, in­clui­do el Ani­llo Ver­de, con sus bos­ques, sus la­gu­nas, sus lo­mas y sen­de­ros. Fue un am­bi­cio­so plan de re­cu­pe­ra­ción am­bien­tal de la pe­ri­fe­ria, con seis en­cla­ves de al­to va­lor ecológico y pai­sa­jís­ti­co.

La gas­tro­no­mía es uno de sus pun­tos fuer­tes: hay 20 ru­tas de pin­chos y tam­po­co hay que per­der­se el Mer­ca­do de la Al­men­dra y el co­ci­do vi­to­riano.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.