LA DE­FI­NI­TI­VA, LON­DRES

Runner's World (Spain) - - Maratón Fiz - MAR­TÍN FIZ DI­REC­TOR TÉC­NI­CO @ ma­ra­ton­fiz

NO HAY MAR­CHA ATRÁS y mi re­to Fiz Ma­rat­hon Ma­jors lle­ga a su fin en po­cas fe­chas. El 22 de abril co­rre­ré el ma­ra­tón más de­ter­mi­nan­te de to­dos los que he par­ti­ci­pa­do en es­tos úl­ti­mos quince años: el Ma­ra­tón de Lon­dres.

To­do co­men­zó en Nue­va York, en no­viem­bre del 2015. Co­mo un afi­cio­na­do más de es­te mo­vi­mien­to social lla­ma­do run­ning me pro­pu­se orien­tar mis va­ca­cio­nes com­pa­gi­nan­do tu­ris­mo y de­por­te. Ca­si des­co­no­cía que ha­bía un circuito de ma­ra­to­nes don­de se aglu­ti­na­ban los seis más pres­ti­gio­sos del mundo, las Six Ma­jors: Nue­va York, To­kio, Lon­dres, Bos­ton, Ber­lín y Chica­go. Des­pués de ga­nar en la Gran Man­za­na en la ca­te­go­ría Mas­ter 50 de­ci­dí em­bar­car­me en es­ta aven­tu­ra y, a día de hoy, he lo­gra­do ven­cer en cin­co de las seis; só­lo me que­da­ría Lon­dres.

Mu­chos me pre­gun­ta­réis có­mo lo ten­go para po­der ha­cer­me con la vic­to­ria. Com­pli­ca­do, pe­ro no im­po­si­ble. Es­te in­vierno ha si­do más com­ple­jo de lo que hu­bie­ra desea­do; le­sio­nes, re­caí­das de le­sio­nes, ma­las de­ci­sio­nes y un sin­fín de com­pro­mi­sos han he­cho que mis en­tre­na­mien­tos, des­can­sos y re­cu­pe­ra­cio­nes, se ha­yan vis­to al­te­ra­dos en di­fe­ren­tes mo­men­tos de la pre­pa­ra­ción. Ha­béis leí­do bien, le doy la mis­ma im­por­tan­cia a los des­can­sos y a los mo­men­tos de re­cu­pe­ra­ción que al pro­pio en­tre­na­mien­to.

Si no des­can­so mi cuer­po es in­ca­paz de asi­mi­lar una pre­pa­ra­ción que ca­ta­lo­go co­mo muy exi­gen­te. En mar­zo las obli­ga­cio­nes me han lle­va­do a en­tre­nar de ma­ne­ra ace­le­ra­da para in­ten­tar afi­nar el es­ta­do fí­si­co y ga­ran­ti­zar­me de ma­ne­ra aními­ca que pue­do lu­char por al­can­zar la vic­to­ria en Lon­dres.

Co­rrer con pri­sas y de ma­ne­ra alo­ca­da no es na­da re­co­men­da­ble. Do­lo­res, su­fri­mien­to, es­trés... af lo­ra­ban un día sí y otro tam­bién. Só­lo las ma­nos mi­la­gro­sas y la in­fluen­cia que ejer­ce el fi­sio­te­ra­peu­ta en el de­por­tis­ta han he­cho sanear to­das las fu­gas que han ido cas­ti­gan­do mi ca­be­za y ex­tre­mi­da­des. Se­gún fue­ron pa­san­do los días mi pre­gun­ta se acen­tua­ba: ¿Lle­ga­ré al cien por cien a la ci­ta lon­di­nen­se? El pe­li­gro de no lle­gar a to­pe o el mie­do a su­frir cual­quier ti­po de le­sión po­nía en te­la de jui­cio mi pla­ni­fi­ca­ción y ges­tión de los en­tre­na­mien­tos; men­ta­li­dad im­pro­pia para un de­por­tis­ta que se plan­tea ga­nar una prue­ba de es­te ca­li­bre.

Dán­do­le vuel­tas al te­ma y mi­ran­do las li­bre­tas de años an­te­rio­res, me di cuen­ta de que mis ano­ta­cio­nes evi­den­cia­ban un pro­gra­ma de en­tre­na­mien­to exi­gen­te y para con­se­guir la ple­ni­tud de for­ma fí­si­ca só­lo me hi­zo fal­ta creer que pue­do en­con­trar el equi­li­brio fí­si­co y emo­cio­nal. No ten­go du­das, el 22 de abril es­ta­ré a to­pe y lu­cha­ré para in­ten­tar ga­nar. Lo da­ré to­do, pe­ro siem­pre de ma­ne­ra inteligente. Pe­ro siem­pre hay un pe­ro y en un ma­ra­tón to­do es im­pre­vi­si­ble, na­die sa­be lo que te pue­de de­pa­rar. ¿Te ha­rá su­frir? ¿Te ha­rá dis­fru­tar? Eso no se sa­brá has­ta que uno no cru­ces la me­ta.

Es­pe­ro fi­na­li­zar mi re­to sa­bien­do que he con­ta­gia­do a los run­ners del mundo, aun­que lo que más me agra­da es ha­ber re­co­rri­do los con­ti­nen­tes de una ma­ne­ra di­fe­ren­te y com­par­tién­do­lo con mi gen­te.

De con­se­guir­lo me con­ver­ti­ría en el pri­mer atle­ta del mundo en ga­nar to­das las Six Ma­jors; na­die lo ha con­se­gui­do. Nin­gún hom­bre, nin­gu­na mu­jer, en nin­gu­na ca­te­go­ría. El año pa­sa­do ocu­pé la se­gun­da po­si­ción en M50 (48º de la ge­ne­ral) con una mar­ca de 2:29:32. Me de­rro­tó el fran­cés Moha­med El Ya­ma­ni, un pe­da­zo de fon­dis­ta que fir­mó un crono de 2:26:36. La de­rro­ta me dio ga­nas de vol­ver a la car­ga y en oto­ño me im­pu­se en Chica­go. Aho­ra re­gre­sa­ré a Lon­dres con la motivación a to­pe.

To­do un ho­nor en­tre­gar­le a Ma­riano Ha­ro unos de los ga­lar­do­nes es­pe­cia­les de los II Premios EDP Run­ner´s World. Para mí el me­jor atle­ta español de to­dos los tiem­pos en cam­po a tra­vés.

Ana Isa­bel Alon­so es la plus­mar­quis­tra es­pa­ño­la de ma­ra­tón (2:26:51). Se ha en­gan­cha­do a lo que aho­ra lla­ma­mos run­ning. Ob­je­ti­vo: lo­grar mu­chos ré­cords en ca­te­go­ría Mas­ter.

Esas son las me­da­llas de fi­nis­her. Las ten­go to­das, lo que quie­ro aho­ra es ce­rrar el círcu­lo de vic­to­rias y em­pe­zar a pen­sar en nue­vos re­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.