PA­RA TRIUN­FAR POR LA MA­ÑA­NA, DO­MI­NA LA NO­CHE

Runner's World (Spain) - - Mundo Runner | Territorio Beamon -

TUS SEN­SA­CIO­NES MA­TU­TI­NAS

es­tán di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­das con to­das las de­ci­sio­nes que to­mas­te la vís­pe­ra. Co­pia es­tos pe­que­ños há­bi­tos pa­ra con­ver­tir­te en un co­rre­dor ma­dru­ga­dor.

ACUÉS­TA­TE PRON­TO.

Lo fun­da­men­tal pa­ra ma­dru­gar es acos­tar­se tem­prano, un con­se­jo que des­cui­dan mu­chos de quie­nes quie­ren es­ta­ble­cer una ru­ti­na de run­ning ma­ti­nal. Se­gún va­yas le­van­tán­do­te más pron­to, te sen­ti­rás más can­sa­do la no­che an­te­rior. Pres­tar aten­ción a es­tas sen­sa­cio­nes es fun­da­men­tal. En resumen, no in­ten­tes man­te­ner­te des­pier­to por la no­che; es­cu­cha a tu cuer­po cuan­do te di­ga que quie­re ir­se a la ca­ma.

PRUE­BA LA MELATONINA,

pe­ro mu­cho an­tes de ir­te a dor­mir. La melatonina es una hor­mo­na na­tu­ral pro­du­ci­da por el or­ga­nis­mo que pro­vo­ca som­no­len­cia y re­gu­la el ci­clo de vi­gi­lia-sue­ño. Las per­so­nas con pro­ble­mas pa­ra dor­mir­se que no quie­ren re­cu­rrir a fár­ma­cos con re­ce­ta, sue­len uti­li­zar es­tos suplementos. Al­gu­nos ex­per­tos re­co­mien­dan que en lu­gar de to­mar la melatonina jus­to an­tes de ir a la ca­ma, co­mo sue­le ha­cer­se con los som­ní­fe­ros, de­be to­mar­se un po­co an­tes, lo que re­sul­ta­rá más efi­caz pa­ra ajustar el re­loj cor­po­ral. Es un me­ca­nis­mo muy útil pa­ra mo­di­fi­car el cro­no­ti­po.

EVI­TA LA LUZ AZUL.

Hay que evi­tar los mó­vi­les al me­nos en los 30 mi­nu­tos pre­vios a la ho­ra de acos­tar­se. Con­sul­tar co­rreos elec­tró­ni­cos y otros men­sa­jes pue­de ser es­tre­san­te. Apar­te, la luz azul en­vía una se­ñal al ce­re­bro de que es ho­ra de ac­ti­var­se. El mar­ca­pa­sos fun­da­men­tal en el ce­re­bro, muy sen­si­ble, es­tá in­flui­do prin­ci­pal­men­te por el ci­clo de luz y os­cu­ri­dad. Una ex­po­si­ción anor­mal a la luz des­ajus­ta­rá tu re­loj.

CE­NA PRON­TO (Y NO MÁS).

To­das las cé­lu­las, te­ji­dos y ór­ga­nos del cuer­po tie­nen su pro­pio re­loj in­terno y su rit­mo bio­ló­gi­co. En un mun­do per­fec­to, to­dos es­tos re­lo­jes es­ta­rán sin­cro­ni­za­dos. Al igual que la cla­ri­dad in­di­ca a tu ce­re­bro que es ho­ra de des­per­tar­se, los ali­men­tos avi­san a los ór­ga­nos me­ta­bó­li­cos de que ha lle­ga­do el mo­men­to de la ac­ti­vi­dad. Ese ten­tem­pié que crees inofen­si­vo, le es­tá di­cien­do a tu hí­ga­do y ri­ño­nes, por ejem­plo, que es ho­ra de ac­ti­var­se. Lo ideal es ajustar la in­ges­ta de ali­men­tos a la fa­se de ac­ti­vi­dad, lo cual ayu­da a sin­cro­ni­zar los re­lo­jes in­ter­nos. Ade­más, si co­me­mos du­ran­te la fa­se de re­po­so, de for­ma que se desin­cro­ni­cen los re­lo­jes, se co­rre el ries­go de fa­vo­re­cer la obe­si­dad, la dia­be­tes y otros tras­tor­nos me­ta­bó­li­cos.

DESCONECTADELTRABAJO.

Haz las ta­reas más di­fí­ci­les a pri­me­ra ho­ra, cuan­do tu men­te es­tá más des­pier­ta y tu fuer­za de vo­lun­tad es má­xi­ma. Tu en­tre­na­mien­to ma­tu­tino lo no­ta­rá po­si­ti­va­men­te. Si pos­po­nes las ta­reas más du­ras, no po­drás ol­vi­dar­te de esa car­ga al lle­gar a ca­sa y es­ta­rás es­tre­sa­do a la ho­ra de ir­te a dor­mir. Ade­más, si rea­li­zas tan­to el tra­ba­jo más du­ro co­mo los en­tre­na­mien­tos por la ma­ña­na (así me­jo­ras la con­cen­tra­ción y la me­mo­ria), pue­des crear un bu­cle de re­tro­ali­men­ta­ción po­si­ti­va: co­rrer tem­prano, sen­tir­se es­tu­pen­da­men­te, ha­cer el tra­ba­jo du­ro a pri­me­ra ho­ra, de­jar las co­sas más sen­ci­llas pa­ra la tar­de, vol­ver a ca­sa con la ca­be­za des­pe­ja­da, dor­mir­se tem­prano y vuel­ta a em­pe­zar.

Co­rrer por la ma­ña­na te en­gan­cha. Cuan­do lle­go a la ofi­ci­na, to­do el mun­do es­tá me­dio dor­mi­do y al­gu­nos me pre­gun­tan cuál es mi se­cre­to pa­ra es­tar tan bien. En esos mo­men­tos me sien­to en la ci­ma del mun­do”. — JOHN HONERKAMP, EN­TRE­NA­DOR DE ATLE­TIS­MO Y FUN­DA­DOR DEL PRI­MER GRU­PO DEL NO­VEM­BER PRO­JECT EN NUE­VA YORK

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.