CON­SE­JOS DE OR­GA­NI­ZA­CIÓN QUE DE VERDAD FUN­CIO­NAN

Runner's World (Spain) - - Mundo Runner | Territorio Beamon -

Co­mo se­res hu­ma­nos que so­mos, es­ta­mos acos­tum­bra­dos a se­guir la ley del mí­ni­mo es­fuer­zo. Pre­pá­ra­te la no­che an­tes pa­ra co­rrer por la ma­ña­na y así no ten­drás que to­mar la de­ci­sión de sa­lir a en­tre­nar cuan­do te des­pier­tes, sino que, sim­ple­men­te, irás.

LE­VÁN­TA­TE CON TIEM­PO

Al­gu­nos co­rre­do­res pue­den le­van­tar­se y di­rec­ta­men­te sa­lir por la puer­ta a co­rrer. Pe­ro son una mi­no­ría. Crear una ru­ti­na que te re­car­gue de ener­gía an­tes de co­rrer sin te­ner que sa­lir dis­pa­ra­do de ca­sa pue­de mar­car la di­fe­ren­cia a la ho­ra de crear un há­bi­to con éxi­to. Cuan­do Bro­gan Graham di­ri­gía el gru­po de Bos­ton del No­vem­ber Pro­ject, por sis­te­ma desa­yu­na­ba 90 mi­nu­tos an­tes de em­pe­zar su en­tre­na­mien­to.

DE­JA LA RO­PA PRE­PA­RA­DA

Es el tru­co más vie­jo de to­dos y fun­cio­na. Las pe­que­ñas de­ci­sio­nes, co­mo es­co­ger lo que te vas a po­ner, pue­den cau­sar fa­ti­ga por te­ner que ele­gir. (Mi­ra el ejem­plo de Mark Zuc­ker­berg, Ba­rack Obama, o mu­cha otra gen­te de éxi­to que lle­va la mis­ma ro­pa a dia­rio). De­jar pre­pa­ra­da la ro­pa te aho­rra una cier­ta can­ti­dad de ener­gía men­tal. Ade­más, te per­mi­te en­trar en ca­lor lo an­tes po­si­ble. Tu tem­pe­ra­tu­ra cor­po­ral es­tá en su pun­to más ba­jo a las 4:00 ho­ras, por lo que si te le­van­tas a las 5:00 en ro­pa in­te­rior y des­pués tie­nes que es­co­ger lo que te vas a po­ner, se­gu­ro que vas a es­tar in­có­mo­do.

DE­JA PRE­PA­RA­DA TU BE­BI­DA DEL DE­SA­YUNO

To­das las co­mo­di­da­des son po­cas cuan­do se tra­ta de en­tre­nar por la ma­ña­na. Tan­to si mue­les las se­mi­llas pa­ra ha­cer el ca­fé, co­mo si de­jas una ca­fe­te­ra ya pre­pa­ra­da pa­ra ca­len­tar­la o si pro­gra­mas la alar­ma de una ca­fe­te­ra au­to­má­ti­ca, la pre­pa­ra­ción de la be­bi­da del de­sa­yuno es una de las ac­cio­nes más mo­ti­va­do­ras y que más tiem­po te per­mi­ti­rá aho­rrar. La me­jor alar­ma es la alar­ma del ca­fé.

CA­LIEN­TA MIEN­TRAS DESA­YU­NAS

Haz ejer­ci­cios mien­tras co­mes y be­bes du­ran­te el de­sa­yuno. Te ser­vi­rá de in­cen­ti­vo (un sor­bo de ca­fé es un mag­ní­fi­co pre­mio des­pués de ha­cer unas zan­ca­das) y te man­tie­ne ale­ja­do de mi­rar al mó­vil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.