Ma­ra­tón Fiz

Runner's World (Spain) - - Sumario -

de Fiz Ma­rat­hon Ma

POR FIN EL SUE­ÑO jors se ha he­cho reali­dad. Seis es­tre­llas que me si­túan en el Olim­po del ma­ra­tón y me con­vier­ten en uno de los em­ba­ja­do­res de es­ta olea­da de atle­tas que hoy co­rren por el mun­do.

Mo­men­tos épi­cos pa­ra lo­grar la gloria. Ins­tan­tes de sa­tis­fac­ción y otros mu­chos tan­tos se trans­for­ma­ron en una odi­sea. Go­zo co­mo na­die y su­fro lo in­su­fri­ble pa­ra de­fen­der un mo­do de vi­da. Por un mo­men­to haz lo mis­mo, cie­rra los ojos y convierte tu sue­ño en fan­ta­sía.

Hu­bo un sol­da­do ate­nien­se, Fi­lí­pi­des, que tras re­co­rrer los 38 ki­ló­me­tros que se­pa­ran las ciu­da­des de ma­ra­tón y Ate­nas in­for­mó que los ate­nien­ses ha­bían ga­na­do la ba­ta­lla de Ma­ra­tón y, por tan­to, las Guerras Mé­di­cas. Des­pués de es­to fa­lle­ció. Se di­ce que du­ran­te el recorrido so­lo be­bió zu­mo de san­día y lo que le iban ofre­cien­do los al­dea­nos de la zo­na.

Años más tar­de, hu­bo un gu­da­ri (sol­da­do) vi­to­riano que tras re­co­rrer los parques de Sal­bu­rua, Za­bal­ga­na, el Pra­do y el bos­que de Ar­men­tia se di­ri­gió a la pla­za de la Vir­gen Blan­ca pa­ra anun­ciar a la vir­gen que Fiz que­ría con­quis­tar Eu­ro­pa. Y lo con­si­guió. Se di­ce que du­ran­te el ca­mino be­bió agua, iso­tó­ni­cos, cer­ve­za y el vino que le ofre­cie­ron los vo­lun­ta­rios de la zo­na. Su lo­gro pu­do ser un gol­pe de suer­te o me­ra ca­sua­li­dad, pe­ro al año si­guien­te el mun­do se rin­dió a sus pies y es­te ala­vés con­vir­tió un co­ra­zón con pier­nas en cam­peón del Mun­do.

Me caí en mil ba­ta­llas y to­das esas ci­ca­tri­ces (la ma­yor, los Jue- gos Olím­pi­cos de Atlan­ta) fue­ron el aci­ca­te pa­ra le­van­tar­me, lu­char y se­guir co­rrien­do.

Quie­ro que los run­ners se­pan que tu­ve sue­ños ado­les­cen­tes pe­ro que tam­bién hay vi­da más allá de los cin­cuen­ta. Y en­ton­ces me fui a Nue­va York, To­kio, Boston, Ber­lín y Chica­go y sus ejér­ci­tos, po­bla­dos con más de 45.000 sol­da­dos, no fue­ron su­fi­cien­tes pa­ra fre­nar a es­te gas­teiz­ta­rra.

En Lon­dres caí mal­he­ri­do, me die­ron don­de más due­le. Es­tu­ve mu­cho tiem­po con­va­le­cien­te: fí­si­ca y men­tal­men­te. Un año más tar­de vol­ví a des­em­pol­var mis al­par­ga­tas con la úni­ca in­ten­ción de re­gre­sar a la capital bri­tá­ni­ca. Y una vez más la épi­ca, el do­lor y la an­gus­tia vol­vie­ron a es­tar pre­sen­tes. Es­ta vez creí que no po­dría le­van­tar­me, pe­ro to­da mi tro­pa, ami­gos y familiares, se unie­ron pa­ra dar­me su alien­to, ener­gía, fuer­za y el me­jor re­cons­ti­tu­yen­te: afec­to y amis­tad pa­ra se­guir ha­cia ade­lan­te.

Caí so­bre el as­fal­to y li­sia­do, me­dio mo­ri­bun­do y con los áni­mos por los sue­los, pu­de re­po­ner­me an­te las ad­ver­si­da­des. Con­se­guí ade­lan­tar a todos mis ri­va­les. Con­quis­té los World Ma­rat­hon Ma­jors, ga­na­mos (todos) las seis ma­ra­to­nes más pres­ti­gio­sas del mun­do. Es­te re­sul­ta­do es­tá de­di­ca­do a mis ami­gos y familiares, sin sus áni­mos no me hu­bie­ra em­bar­ca­do en es­te pro­yec­to. A Álex Ca­la­buig por­que ha si­do co­mo un im­per­di­ble pa­ra un dor­sal, in­se­pa­ra­ble. Una alian­za que hi­zo que se mez­cla­ran mi ner­vio­sis­mo con el me­jor se sus com­po­nen­tes: se­re­ni­dad. A todos los run­ners del mun­do, por ha­ber­me acom­pa­ña­do en es­te lar­go, du­ro, di­ver­ti­do y emo­cio­nan­te via­je. Es­te Run­ner´s World (nº 196) tie­ne mu­cho de es­pe­cial, pues to­do lo acon­te­ci­do lo he que­ri­do com­par­tir con vo­so­tros. Aho­ra a por nue­vos sue­ños, otros re­tos.

MAR­TÍN FIZ

DI­REC­TOR TÉC­NI­CO

ma­ra­ton­fiz

Las dos úni­cas per­so­nas en la his­to­ria que han com­ple­ta­do los 8 ma­ra­to­nes más im­por­tan­tes del pla­ne­ta (Six Ma­jors más Jue­gos Olím­pi­cos y Cam­peo­na­to del Mun­do) son el ke­nia­ta Em­ma­nuel Mutai y Mar­tín Fiz. Jor­ge Abar­ca lu­cha con­tra la ELA y al igual que nos ocu­rre cuan­do en­tra­mos en cri­sis, sus me­jo­res alia­dos son sus ami­gos y familiares. De­por­tis­ta, siem­pre.

Ba­tió el ré­cord del mun­do de 10.000 me­tros en 1973: 27:30.80. Su ver­sa­ti­li­dad era enor­me, pues fue plus­mar­quis­ta bri­tá­ni­co de 3.000 me­tros obs­tácu­los y 5.000 me­tros. Da­vid Bed­ford fue un cam­peón bri­tá­ni­co en prue­bas de cin­co mil y diez mil me­tros, y has­ta ha­ce un mes di­rec­tor del Ma­ra­tón de Lon­dres.

El Ayun­ta­mien­to de Vi­to­ria-Gas­teiz me hi­zo un re­co­no­ci­mien­to por mi tra­yec­to­ria de­por­ti­va y por ha­ber lo­gra­do las Six Ma­jors, pri­mer atle­ta en el mun­do en con­se­guir­lo. Me acom­pa­ña­ron ami­gos y familiares.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.