PE­QUE­ÑOS ERRO­RES DE LOS MÁS PE­QUE­ÑOS

LOS NI­ÑOS NE­CE­SI­TAN UN CON­TROL QUE TÚ YA DAS POR SEN­TA­DO

Runner's World (Spain) - - Marca Personal -

Si tus hi­jos se des­mo­ro­nan des­pués de co­rrer, pue­de de­ber­se a su in­ca­pa­ci­dad pa­ra im­po­ner­se un rit­mo, con­clu­ye un nue­vo es­tu­dio1. “Mar­car un rit­mo no pue­de en­se­ñar­se”, di­ce el in­ves­ti­ga­dor Dan Gor­don. “Es al­go ba­sa­do en el desa­rro­llo cog­ni­ti­vo y en la ex­pe­rien­cia, tal y co­mo la ex­po­si­ción al do­lor y la fa­ti­ga aso­cia­da al ejer­ci­cio”. Prue­ba es­tas se­sio­nes pa­ra per­fec­cio­nar tu asun­ción del rit­mo:

Ade­lan­te y atrás

Co­rre du­ran­te un pe­rio­do de tiem­po es­ta­ble­ci­do (15 mi­nu­tos, por ejem­plo) e in­ten­ta re­gre­sar al pun­to de ini­cio en el mis­mo es­pa­cio de tiem­po (o más rá­pi­do).

Bo­bi­na­do­ras

En una ru­ta, re­co­rri­do o circuito cir­cu­lar, haz va­rias se­ries (por ejem­plo, 5 x 1 km), pro­cu­ran­do co­rrer ca­da vuel­ta un po­co más rá­pi­do que la an­te­rior.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.