YU­CA­TÁN, EL ORI­GEN DE UN NOM­BRE

Rutas del Mundo - - UN MUNDO POR DESCUBRIR -

Los ma­yas de­no­mi­na­ban a es­tas tie­rras el Ma­yab. El nom­bre de Yu­ca­tán pa­re­ce pro­ve­nir de una equi­vo­ca­ción en la que in­cu­rrie­ron los pri­me­ros es­pa­ño­les que des­em­bar­ca­ron en la pe­nín­su­la. Cuan­do ha­bla­ban con los in­dí­ge­nas es­tos siem­pre les res­pon­dían, yu ca t’a’an, al­go así co­mo “no en­tien­do lo que me di­ces”.

Así lo ex­pli­ca el fraile To­ri­bio de Be­na­ven­te en su His­to­ria de los In­dios de la Nue­va Es­pa­ña “por­que ha­blan­do con aque­llos In­dios de aque­lla cos­ta, a lo que los es­pa­ño­les pre­gun­ta­ban los In­dios res­pon­dían: Tec­te­tán, Tec­te­tán, que quie­re de­cir: « No te en­tien­do, no te en­tien­do»: los cris­tia­nos co­rrom­pie­ron el vo­ca­blo, y no en­ten­dien­do lo que los In­dios de­cían, di­je­ron: Yu­ca­tán se lla­ma es­ta tie­rra”. Por su par­te, Ber­nal Díaz del Cas­ti­llo, el gran cro­nis­ta del Nue­vo Mun­do, afi rma en su His­to­ria ver­da­de­ra de la conquista de la Nue­va Es­pa­ña, que el nom­bre de Yu­ca­tán pro­ce­de de la abun­dan­cia de yu­cas, plan­ta que los ma­yas cul­ti­va­ban y que era una de las prin­ci­pa­les fuen­tes de ali­men­ta­ción de la re­gión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.