RES­TAU­RAN­TES Y SU ES­PE­CIA­LI­DAD

Rutas del Mundo - - DESTINO GOLOSO -

1 Ya­ki­to­ri- ya: Son res­tau­ran­tes es­pe­cia­li­za­dos en rea­li­zar bro­che­tas al car­bón, o lo que no­so­tros co­no­ce­mos po­pu­lar­men­te co­mo pin­chi­tos. La car­ne más uti­li­za­da es la del po­llo y en se­gun­do tér­mino la ter­ne­ra. Sue­len ser lo­ca­les pe­que­ños en los que só­lo hay una ba­rra, don­de rei­na el hu­mo y el olor a po­llo asa­do. Son real­men­te bue­nos el sa­sa­mi, tro­zos de pe­chu­ga de po­llo, y el Shii­ta­ke, de se­tas japonesas.

2 Sus­hi-ya: Es el lu­gar ideal pa­ra co­mer sas­hi­mi (una ti­ra de pes­ca­do sin nin­gún acom­pa­ña­mien­to más) y las dos va­rie­da­des más fa­mo--

sas de sus­hi: el ni­gi­ri-zus­hi (pes­ca­do cru­do so­bre un da­do de arroz) y el ma­ki-zus­hi (pes­ca­do cru­do en­vuel­to en arroz sus­ten­ta­do por un al­ga. No se preo­cu­pe si aún no do­mi­na los pa­li­llos, el sus­hi pue­de co­mer­se con los de­dos.

3 Res­tau­ran­te de tem­pu­ra: Pes­ca­do y ver­du­ras con un re­bo­za­do cru­jien­te, que sue­len acom­pa­ñar­se con un bol de arroz, so­pa de mi­so y en­cur­ti­dos. En otros ca­sos tam­bién se sir­ve la tem­pu­ra so­bre un bol con fi deos. Si quie­re pro­bar un po­co de to­do di­ga tem­pu­ra mo­ria­wa­se y le pon­drán un sur­ti­do. Si só­lo quie­re ve­ge­ta­les pi­da sho­jin age.

4

Iza­ka­ya: Es­te ti­po de res­tau­ran­te ya es­tá co­men­ta­do en el tex­to cen­tral. Brin­da una am­plia va­rie­dad de pe­que­ños pla­tos pa­ra ser acom­pa­ña­dos de sa­ke y cer­ve­za. Es di­fí­cil sa­lir de una Iza­ka­ya sin en­ta­blar una con­ver­sa­ción.

5 Res­tau­ran­te de ramen: Un pla­to de ori­gen chino rein­ven­ta­do ha­ce si­glos por los ja­po­ne­ses. Es un cuen­co de fi­deos con un cal­do que ha si­do

pre­pa­ra­do du­ran­te mu­chas ho­ras de coc­ción. Vie­ne con tro­zos de cer­do, al­gas, pue­rro, bro­tes de so­ja y de­más ali­men­tos, en fun­ción de la va­rie­dad

de ramen ele­gi­do.

6 Res­tau­ran­tes de

so­ba y udon: Es otra es­pe­cia­li­dad de fi deos, pe­ro en es­te ca­so pu­ra­men­te ja­po­ne­ses. Los so­ba son alar­ga­dos, de color ama­rro­na­do y es­tán ela­bo­ra­dos con tri­go in­te­gral. Los udon son de ha­ri­na blan­ca de tri-

go y muy gor­dos. Am­bos se pue­den ser­vir tan­to fríos co­mo ca­lien­tes.

7 Res­tau­ran­te de nabe: El nom­bre que re­ci­be es­ta co­ci­na es nabe ryo­ri, li­te­ral­men­te co­ci­na de ca­zue­la. Se sir­ven los ali­men­tos cru­dos en la me­sa, y los co­men­sa­les los in­tro­du­cen en una ho­ya con agua hir­vien­do; a me­di­da que se ha­ce la co­mi­da es re­par­ti­da en cuen­cos pa­ra co­mer, e in­tro­du­cien­do más co­mi­da en la olla pa­ra co­ci­nar y se­guir co­mien­do. Hay mu­chas va­rie­da­des de nabe, co­mo es nor­mal, va en fun­ción de los ali­men­tos que se mez­clan en la olla.

Es una co­ci­na muy sim­ple, pe­ro de unos re­sul­ta­dos mag­ní­fi­cos.

8 Res­tau­ran­te de una­gi (an­gui­la): En la co­ci­na ja­po­ne­sa es­tá con­si­de­ra­da un man­jar y es ca­ro. El pla­to con­sis­te en una por­ción de an­gui­la her­vi­da, con una sal­sa de so­ja y sa­ke, ser­vi­da so­bre arroz. In­clu­so exis­te el día del una­gi, que abre ofi­cial­men­te la tem­po­ra­da de es­te pla­to.

9 Res­tau­ran­te de kai­se­ki: Es una co­ci­na pa­la­cie­ga con­si­de­ra­da la cum­bre de la gas­tro­no­mía ja­po­ne­sa, don­de se com­bi­na una com­ple­ja ela­bo­ra­ción con una presentación ex­qui­si­ta. La co­mi­da ryo­tei se sir­ve tra­di­cio­nal­men­te en los ryo­tei, palacios de la gas­tro­no­mía, res­tau­ran­tes de muy di­fí­cil ac­ce­so re­ser­va­dos a la éli­te del país. Una op­ción más sen­sa­ta pa­ra pro­bar es­te ti­po de co­ci­na es acer­car­se has­ta al­guno de los prin­ci­pa­les ho­te­les de To­kio que ofre­cen me­nús kai­se­ki, que sue­le es­tar com­pues­to por unos

10 pla­tos y ca­da día pue­de va­riar. Cual­quier in­gre­dien­te es vá­li­do

me­nos el sus­hi.

10 Res­tau­ran­te

sho­ku­do: Es el úni­co res­tau­ran­te que no se ri­ge por nin­gu­na es­pe­cia­li­dad, sue­le ser­vir­se de ca­si to­do, y se si­túan en los lu­ga­res más tran­si­ta­dos. Pue­de iden­ti­fi­car­los por la va­rie­dad de pla­tos que ex­hi­ben sus vi­tri­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.