EL PAÍS DEL ETERNO VE­RANO

Rutas del Mundo - - UN MUNDO POR DESCUBRIR -

Por su cli­ma, Pa­na­má es vi­si­ta­ble to­do el año. Aquí no hay es­ta­cio­nes, aun­que hay épo­ca se­ca y tem­po­ra­da de llu­vias. Los meses más ade­cua­dos para acer­car­se al país qui­zá sean los más se­cos ( por lo me­nos a lo lar­go de la cos­ta del Pa­cí­fi­co) en­tre enero y abril. En Pa­na­má hay dos re­gio­nes cli­má­ti­cas cla­ra­men­te di­fe­ren­cia­das, la cos­ta del Ca­ri­be, que es mu­cho más llu­vio­sa y prác­ti­ca­men­te sin es­ta­ción se­ca, y la cos­ta del Pa­cí­fi­co en la cual llue­ve bas­tan­te me­nos.

A la ho­ra de via­jar tam­bién es con­ve­nien­te te­ner en cuen­ta que las épo­cas de di­ciem­bre- enero, Semana San­ta y ju­lio son las de ma­yor mo­vi­mien­to in­terno, por lo que qui­zá re­sul­te más com­pli­ca­do en­con­trar alo­ja­mien­to sin re­ser­va an­ti­ci­pa­da. No obs­tan­te, hay que es­tar al tan­to de cier­tas pre­cau­cio­nes sa­ni­ta­rias. Se re­quie­re un cer­ti­fi­ca­do de va­cu­na­ción con­tra la fie­bre ama­ri­lla para personas pro­ce­den­tes de zo­nas afec­ta­das. Si bien no hay nin­gu­na va­cu­na obli­ga­to­ria, es re­co­men­da­ble es­tar va­cu­na­do de la fie­bre ama­ri­lla y la he­pa­ti­tis A. Por ello es con­ve­nien­te acu­dir a los cen­tros de va­cu­na­ción ex­te­rior don­de se acon­se­ja al via­je­ro en ca­da ca­so qué va­cu­nas se ne­ce­si­tan para ca­da zo­na en con­cre­to, y cuál es el me­jor re­pe­len­te de mos­qui­tos, lo cual siem­pre se­rá de gran ayu­da. No se de­be­ría be­ber agua de los ríos, y la fru­ta es ne­ce­sa­rio pe­lar­la, por pre­cau­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.