Es­ca­pa­da: Bo­lo­nia

La ca­pi­tal gas­tro­nó­mi­ca de Ita­lia es un des­tino de­li­cio­so pa­ra un fin de se­ma­na lar­go: ma­ra­vi­llas me­die­va­les, ba­res ani­ma­dos y co­ches ve­lo­ces.

Rutas del Mundo - - SUMARIO - TEX­TO SA­RA GIL­BERT

¿Quién quie­re pro­bar al­gu­nas su­bli­mes de­li­cias de la gas­tro­no­mía ita­lia­na? Va­mos a Bo­lo­nia, el ho­gar de una mi­ría­da de es­pe­cia­li­da­des re­gio­na­les con una ar­qui­tec­tu­ra im­pre­sio­nan­te

D icen que la gen­te de Emi­li­aRo­ma­ña co­me más, se preo­cu­pa más y ha­bla más de co­mi­da que el res­to de Ita­lia – que no es po­co. Mu­chos de los in­gre­dien­tes em­ble­má­ti­cos de la co­ci­na ita­lia­na se pro­du­cen a 30km de su ca­pi­tal me­die­val, Bo­lo­nia, in­clui­dos el pros­ciut­to de Par­ma, el que­so par­me­sano y el vi­na­gre bal­sá­mi­co tra­di­cio­nal de Mó­de­na. Tam­bién es el ho­gar de la sal­sa más famosa del país, el ra­gú. De he­cho, la co­mi­da es­tá tan uni­da a Bo­lo­nia que ha­ce si­glos que la lla­man La Gras­sa (la gor­da).

Es­ta ciu­dad flo­re­cien­te se ha ga­na­do otros apo­dos con el pa­so del tiem­po. Uno de ellos, La Ros­sa (la ro­ja), le vie­ne por el tono de sus edi­fi­cios de te­rra­co­ta ade­más de por su pa­sa­do re­vo­lu­cio­na­rio y sus sen­si­bi­li­da­des de iz­quier­das. La Dot­ta (la cul­ta) ce­le­bra el he­cho de que Bo­lo­nia al­ber­ga la uni­ver­si­dad más an­ti­gua de Oc­ci­den­te, fun­da­da en 1088. Si­gue te­nien­do una gran po­bla­ción es­tu­dian­til, que le otor­ga un ca­rác­ter más ani­ma­do y valeroso que a otras ciu­da­des me­die­va­les.

Bo­lo­nia es tam­bién una de las más be­llas ciu­da­des de Ita­lia, pe­ro los tu­ris­tas a me­nu­do pa­san de lar­go de ca­mino a Florencia o a Ve­ne­cia – y por ello es aún me­jor. Su com­pac­to cas­co an­ti­guo es­tá he­cho pa­ra ca­mi­nar, re­ple­to de ar­qui­tec­tu­ra me­die­val y re­na­cen­tis­ta, mo­nu­men­tos his­tó­ri­cos, mu­seos atí­pi­cos y 40km de pór­ti­cos, so­por­ta­les cu­bier­tos que se ex­tien­den por to­do el ba­rrio. Pe­ro no es­tá an­cla­da en el pa­sa­do y du­ran­te to­do el año se pue­de dis­fru­tar de even­tos mu­si­ca­les, tea­tra­les y ar­tís­ti­cos que com­ple­tan su vi­bran­te es­ce­na de ba­res y ca­fe­te­rías.

Las ca­lles ado­qui­na­das del Qua­dri­la­te­ro son una de­li­cia gas­tro­nó­mi­ca, lle­nas de sa­lu­me­rias (de­li­ca­tes­sen) que ven­den cu­la­te­llo ( ja­món, con­si­de­ra­do la me­jor par­te del to­cino) y mor­ta­de­la, y os­te­rias que sir­ven pas­ta re­cién he­cha. El Mer­ca­to di Mez­zo es una com­bi­na­ción no­ve­do­sa de tra­di­ción y mo­der­ni­dad, con 14 pa­ra­das que ven­den pro­duc­tos de ca­li­dad. Es el primer pa­so de la crea­ción del par­que te­má­ti­co “Ciu­dad de la co­mi­da” en Bo­lo­nia, cu­yo ada­lid es Oscar Fa­ri­net­ti, fun­da­dor de Ea­taly, y cu­ya inau­gu­ra­ción es­tá pre­vis­ta pa­ra no­viem­bre de 2015.

Emi­lia-Ro­ma­ña es una gran re­gión ad­ya­cen­te a la Tos­ca­na, Li­gu­ria y Lom­bar­día, y que se ex­tien­de has­ta Ri­mi­ni, en la co­sa del Adriá­ti­co –Bo­lo­nia es la ba­se per­fec­ta pa­ra ex­plo­rar­la. La Via Emi­lia, cons­trui­da por los ro­ma­nos en el 187a.C., cru­za Bo­lo­nia – se­guid­la has­ta Fe­rra­ra, una de las ciu­da­des amu­ra­lla­das más en­can­ta­do­ras de Ita­lia, Par­ma, famosa por el ja­món y la ele­gan­te Mó­de­na, ciu­dad na­tal de Pa­va­rot­ti. Y a los aman­tes de los co­ches les en­can­ta­ra Mo­tor­va­lley – Fe­rra­ri, Ma­se­ra­ti, Lam­borg­hi­ni y Pa­ga­ni tie­nen fac­to­rías en Bo­lo­nia y al­re­de­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.