Co­no­ce… El PN Ko­mo­do

El par­que na­cio­nal in­do­ne­sio don­de vi­ven los dra­go­nes

Rutas del Mundo - - SUMARIO -

Los dra­go­nes de Ko­mo­do de­bu­ta­ron en el ci­ne en 2012 – tra­tan­do de de­vo­rar a Daniel Craig en Sky­fall – pe­ro lle­van en es­te mun­do al­go más de tiem­po que Bond. De he­cho, los la­gar­tos más gran­des de la tie­rra se re­mon­tan a ca­si 4 mi­llo­nes de años.

Así que son bas­tan­te an­ti­guos

Mu­cho. Aun­que no son una he­ren­cia de la era de los di­no­sau­rios, como mu­chas le­yen­das su­gie­ren. El dra­gón es en reali­dad un va­rano de gran ta­ma­ño y se cree que es de ori­gen aus­tra­liano. Aun­que es car­ní­vo­ro y tie­ne unos dien­tes y unas ga­rras afi­la­dos como un T-Rex es muy pos­te­rior. Es­tá con­si­de­ra­do un es­pe­cie pro­te­gi­da (que­dan me­nos de 5.000 en es­ta­do sal­va­je) y su mor­de­du­ra es ve­ne­no­sa, sin ol­vi­dar sus pa­tas y su co­la po­de­ro­sas; ade­más, se co­me to­do lo que se mue­ve. Y eso no es to­do, pue­den al­can­zar los 3 me­tros de lon­gi­tud y los 100 ki­los de pe­so. Pe­ro no te preo­cu­pes, só­lo vi­ven en el Par­que Na­cio­nal Ko­mo­do, pa­tri­mo­nio de la UNES­CO, una re­ser­va crea­da por el go­bierno de In­do­ne­sia en mar­zo de 1980.

Me sien­to va­lien­te. ¿Pue­do ir a ver a es­tos dra­go­nes?

Sí. Un per­mi­so de vi­si­ta de un día cues­ta 150.000IDR (10€, ko­mo­do-park.com). El pre­cio in­clu­ye la en­tra­da al par­que, ta­sas, per­mi­so de fo­to­gra­fía y una do­na­ción pa­ra con­ser­va­ción; cual­quier ac­ti­vi­dad, como las ex­cur­sio­nes a ver los dra­go­nes, se pa­ga ex­tra.

¿Qué más se pue­de ha­cer en el Par­que Na­cio­nal Ko­mo­do?

A pe­sar del nom­bre, el par­que es al­go más que los dra­go­nes de Ko­mo­do. Tam­bién es uno de los me­jo­res pun­tos de bu­ceo del pla­ne­ta, fa­mo­so por sus co­ra­les y es­pon­jas, tor­tu­gas ma­ri­nas, man­tas gi­gan­tes y va­rias es­pe­cies de ti­bu­rón. Ba­tu Bo­long, Crys­tal Bom­mie, Castle Rock y The Caul­dron son al­gu­nas de las áreas más fruc­tí­fe­ras pe­ro las fuer­tes co­rrien­tes no las ha­cen ap­tas pa­ra bu­cea­do­res inex­per­tos. Es ideal pa­ra prac­ti­car el es­nór­quel – di­rí­ge­te a la is­la de Pu­lau Lasa, cer­ca de Kam­pung Ko­mo­do.

El sen­de­ris­mo es obli­ga­do. To­ma el ca­mino de 9km de Loh Liang has­ta Gu­nung Ara (538m), o el sen­de­ro por Bu­kit Ran­dolph (560m), don­de es pro­ba­ble que veas dra­go­nes ade­más de ja­ba­líes, bú­fa­los y cier­vos.

¿Có­mo lle­go has­ta allí?

El par­que es­tá for­ma­do por cin­co is­las prin­ci­pa­les (Ko­mo­do, Rin­ca, Pa­dar, Gi­li Mo­tang y Nu­sa Ko­de) ade­más de va­rias más pe­que­ñas y la aguas en­tre ellas, to­das en el ca­nal en­tre las is­las de Flo­res y Sum­ba­wa. Pue­des to­mar un bar­co a Rin­ca des­de la al­dea pes­que­ra de La­buan Ba­jo (Flo­res) por 300.000IDR (21€). Una gan­ga.

Aquí hay dra­go­nes… Los ha­bi­tan­tes del Par­que Na­cio­nal Ko­mo­do tie­nen un as­pec­to fe­roz

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.