ASÍ LA VE­MOS

Scooting - - Prueba 125 -

DE­RI­VA DEL KYM­CO SU­PE­RDINK, pe­ro con los mí­ni­mos cam­bios del asien­to, la cú­pu­la y la ca­rro­ce­ría, el scoo­ter cam­bia lo su­fi­cien­te como pa­ra con­si­de­rar­se una op­ción muy di­fe­ren­te. Así, pa­re­ce más com­pac­to, más li­ge­ro, aunque en la bás­cu­la sea muy si­mi­lar al tai­wa­nés. La pan­ta­lla cor­ta y la po­si­ción de con­duc­ción que otor­ga el asien­to le dan ese ca­rác­ter más ágil y ciu­da­dano. En ca­rre­te­ra, esa mis­ma cua­li­dad de pa­re­cer­se al KYM­CO le ha­ce un gran scoo­ter. Un buen cha­sis y una par­te ci­clo de pri­mer ni­vel le dan un an­dar es­plén­di­do en cur­vas. Le fal­ta al­go de ve­lo­ci­dad pun­ta en au­to­vía que acha­ca­mos a la fal­ta de ro­da­je de es­ta uni­dad. Un con­su­mo en la me­dia de la ca­te­go­ría, con un gas­to real po­co por en­ci­ma de los 4 li­tros, un ni­vel de co­mo­di­dad al­to y un gran ni­vel de equi­pa­mien­to, don­de no se echan en fal­ta nin­guno de los ele­men­tos im­por­tan­tes que le hya­gan pun­tuar al­to en todos es­tos pun­tos. El vo­lu­men de car­ga es acep­ta­ble, con buen hue­co ba­jo el asien­to, aunque ha­ya per­di­do la po­si­bi­li­dad de de­jar el se­gun­do cas­co, más una guan­te­ra y el por­ta­bul­tos tra­se­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.