SO­LU­CIO­NES PO­LÍ­TI­CAS

Scooting - - Carta Del Presidente - EN­RI­QUE HERNÁNDEZ-LUIKE Pre­si­den­te Edi­tor luike@luike.com

Nues­tra em­pre­sa editorial no desea in­fluir en orien­ta­cio­nes po­lí­ti­cas, aunque la in­ter­re­la­ción en­tre los go­bier­nos y el Motor es al­go im­pres­cin­di­ble por su im­por­tan­cia, su economía, su ex­ten­sión la­bo­ral y por la ne­ce­si­dad de normativas ade­cua­das pa­ra se­gu­ri­dad y de­fen­sa de los usua­rios, así como su in­fluen­cia en el en­torno. Si se acep­tan es­tas pre­mi­sas, es opor­tuno pa­ra nues­tros me­dios es­pe­cia­li­za­dos el ob­ser­var y opi­nar so­bre la si­tua­ción po­lí­ti­ca del mo­men­to o pre­vis­ta pa­ra in­me­dia­to fu­tu­ro. Las vi­ci­si­tu­des y la or­ga­ni­za­ción del Go­bierno de ca­da país pue­den re­per­cu­tir, fa­vo­ra­ble o ne­ga­ti­va­men­te, en el desa­rro­llo de nues­tras in­dus­trias del Motor, co­mer­cio y ser­vi­cios. Es­tas ra­zo­nes jus­ti­fi­can a es­te pe­rio­dis­mo es­pe­cia­li­za­do a opi­nar cuan­do se pre­sen­tan di­fi­cul­ta­des de go­ber­na­bi­li­dad. La opor­tu­ni­dad de opi­nión to­tal pa­ra el pue­blo de ca­da país se ma­ni­fies­ta con oca­sión de las elec­cio­nes y en la su­ma de vo­tos so­bre las dis­tin­tas op­cio­nes fi­nal­men­te re­su­mi­das en los re­sul­ta­dos. Si un gru­po re­ci­be la ma­yo­ría ab­so­lu­ta, la elec­ción es­tá de­ci­di­da. Pe­ro cuan­do la opi­nión na­cio­nal que­da di­vi­di­da sin ma­yo­ría ab­so­lu­ta y no se lo­gran acuer­dos y sis­te­mas pa­ra al­can­zar una su­ma de­ci­si­va, ¿qué se de­be ha­cer? ¿Qué re­co­mien­da la Cul­tu­ra de la bue­na vo­lun­tad ge­ne­ral? So­bre es­te par­ti­cu­lar, en­tre los pro­duc­tos de es­ta editorial te­ne­mos uno muy sin­gu­lar, sin ser pre­ci­sa­men­te del Motor.

Se tra­ta de nues­tra pu­bli­ca­ción Cul­tu­re Cock­tails. Su sen­ti­do de com­bi­na­ción o mez­cla en­tre di­ver­si­dad de be­bi­das de sa­bo­res dis­tin­tos ha si­do bien aco­gi­do en el mundo es­pe­cia­li­za­do de la coc­te­le­ría. Se ob­tie­nen sen­sa­cio­na­les be­bi­das muy ala­ba­das y res­pe­ta­das. Si de las vo­ta­cio­nes de los ciu­da­da­nos re­sul­ta­ra del to­do im­po­si­ble la ma­yo­ría ab­so­lu­ta como pun­to fi­nal, ¿se­rá ne­ce­sa­ria la acep­ta­ción de la idea Cul­tu­re Cock­tails. como so­lu­ción? ¿Se­ría apro­ba­da por todos los pa­la­da­res du­ran­te cua­tro años? Per­dón. Por su­pues­to me he me­ti­do en ca­mi­sa de on­ce va­ras. Ade­más, es­tas be­bi­das, si son al­cohó­li­cas de­be­ría­mos to­mar­las con mu­cha cau­te­la, en con­ta­das oca­sio­nes y nun­ca si vamos a po­ner­nos al vo­lan­te, como hu­bie­ra acon­se­ja­do el his­tó­ri­co Pe­ri­co Chicote. Don Pe­dro Chicote fue un ma­go de las be­bi­das ex­ce­len­tes y buen re­la­cio­nes pú­bli­cas, pe­ro no me lo fi­gu­ro com­bi­nan­do el cock­tail de las po­lí­ti­cas di­fe­ren­tes. Hoy con­ta­mos con otro Chicote (Al­ber­to) ca­paz de arre­glar gui­sos y des­a­gui­sa­dos de co­ci­na y res­tau­ran­tes. Un genio si­mi­lar ven­dría al pelo pa­ra or­de­nar el ba­ti­bu­rri­llo ac­tual de las elec­cio­nes es­pa­ño­las. ¿O no? Con el de­seo del me­jor acier­to, de an­te­mano rue­go a quie­nes ob­ten­gan el man­do, cua­tro años más de afec­to a la au­to­mo­ción con res­pe­to a la im­por­tan­cia de su ser­vi­cio, así como por su con­tri­bu­ción la­bo­ral y eco­nó­mi­ca en be­ne­fi­cio de todos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.