SUZUKI SV 650

ES EL BA­LUAR­TE DE SUZUKI PA­RA EL CAR­NÉ A2. CUAN­DO CA­SI TO­DO ES­TÁ IN­VEN­TA­DO, VA­LO­RES CO­MO EL PRES­TI­GIO DE UNAS SI­GLAS LABRADAS CON EL PA­SO DEL TIEM­PO CO­BRAN UNA IM­POR­TAN­CIA VI­TAL. ¿QUIÉN NO RE­CUER­DA LAS MÍ­TI­CAS SUZUKI SV 650? SE ACA­BÓ RE­COR­DAR.

Scooting - - Sumario - Ra­món López / Fo­tos Ja­vier Or­te­ga

Es el re­le­vo de la con­tro­ver­ti­da Gla­dius, una mo­to que ha da­do muy bue­nos re­sul­ta­dos a Suzuki, pe­ro que nun­ca ha ex­plo­ta­do co­mo otras se­ries su­per­ven­tas de la mar­ca co­mo las Ban­dit o GSR. Aque­lla Gla­dius ex­hi­bía unas lí­neas de­ma­sia­do di­fe­ren­tes a to­das sus ri­va­les y la con­ver­tían en el tí­pi­co mo­de­lo que odias o ado­ras, pa­ra al­gu­nos de­ma­sia­do fe­me­ni­na, en cual­quier ca­so con­si­de­ra­cio­nes es­té­ti­cas que que­da­ban en un se­gun­do plano en cuan­to apre­ta­bas su bo­tón de arran­que y sol­ta­bas la ma­ne­ta de em­bra­gue. En­ton­ces te sien­tes ab­du­ci­do por el es­pí­ri­tu bi­ci­lín­dri­co de Suzuki, si­nó­ni­mo de mi­tos co­mo SV y V-Strom, y ma­te­ria­li­za­do en una com­bi­na­ción de ca­rác­ter de­por­ti­vo y sua­vi­dad sin par.

El con­cep­to SV se ha rein­ven­ta­do a sí mis­mo. Cuan­do la miras a los ojos... o al ojo de su úni­co faro, tie­nes las sen­sa­ción de que la co­no­ces des­de ha­ce años. Vin­ta­ge no, ¿qui­zá “neo-mo­dern-clas­sic? Po­cos modelos se me ocu­rren más in­di­ca­dos pa­ra aden­trar­se en la con­duc­ción de una mo­to de me­dia ci­lin­dra­da co­mo la nue­va Suzuki SV 650.

Los aca­ba­dos se apre­cian con ca­li­dad, por en­ci­ma de lo ha­bi­tual en otros modelos Suzuki de me­dia ci­lin­dra­da. Por ejem­plo, el lo­go­ti­po del de­pó­si­to es digno de una mo­to de al­ta ga­ma. Lás­ti­ma la au­sen­cia de ca­ba­lle­te cen­tral.

El cha­sis tu­bu­lar de ace­ro de­ri­va del em­plea­do en la Gla­dius, no es el sis­te­ma de vi­gas de alu­mi­nio de las SV ori­gi­na­les. Jun­to con el mo­tor V-Twin, com­po­ne la fa­ce­ta más ita­lia­na de es­ta ja­po­ne­sa. La ma­ne­ja­bi­li­dad es no­ta­ble, con una agi­li­dad me­nor de lo que pa­re­ce in­di­car la es­tre­chez de su con­jun­to, aun­que, en cam­bio, la estabilidad en cur­vas es so­bre­sa­lien­te. El es­ca­lo­na­mien­to del cam­bio di­bu­ja un in­cre­men­to de 20 km/h ca­da as­cen­so de 1.000 rpm en el ta­có­me­tro. Así, a 5.000 rpm cir­cu­las a 130 km/h, a 6.000 rpm a 150 km/h y a 7.000 rpm a 170 km/h. La lí­nea ro­ja se si­túa a 10.000 rpm, en te­rri­to­rio in­dó­mi­to pa­ra una na­ked. Apa­re­cen pequeñas vi­bra­cio­nes a par­tir de 6.000 rpm, so­lo mo­les­tas por­que in­ter­ce­den en la vi­si­bi­li­dad de los re­tro­vi­so­res. Pue­des ro­dar de for­ma con­for­ta­ble, sin exx­ce­si­vo vien­to, en­tre 140 km/h y 150 km/h, aho­ra bien, con to­dos los mos­qui­tos “pues­tos” cuan­do lle­gues a tu des­tino. Cuar­ta y quin­ta son de­li­cio­sas por el em­pu­je que ofrecen a cual­quier ré­gi­men. La res­pues­ta de gas es in­me­dia­ta pe­ro sin brus­que­dad ni si­quie­ra aba­jo del to­do.

Por ima­gen, lo­gra un sor­pren­den­te equilibrio en­tre el pa­sa­do, pre­sen­te y fu­tu­ro. No po­de­mos más que agra­de­cer a Suzuki que re­cu­pe­re una de sus le­yen­das más re­cien­tes y re­co­no­ci­das.

La se­rie SV se pue­de su­mar a la lis­ta de me­ga­éxi­tos his­tó­ri­cos de Suzuki sin nin­gún pu­dor, un elen­co for­ma­do por fa­mi­lias co­mo las GSX-R, Ban­dit, DR o RM.

En el pa­sa­do se co­mer­cia­li­zó en ver­sio­nes 650 o 1000, siem­pre con configuración de mo­tor de dos ci­lin­dros en V a 90º. Es­te pro­pul­sor se pue­de con­si­de­rar el más icó­ni­co en es­ta es­truc­tu­ra en­tre los modelos ja­po­ne­ses, al ni­vel de cier­ta le­gen­da ita­lia­na de Bor­go Pa­ni­ga­le... Ofre­ce una po­ten­cia má­xi­ma de 76 CV y pro­po­ne un to­tal de has­ta 60 pie­zas in­ter­nas mo­di­fi­ca­das res­pec­to a la Gla­dius, a las que hay su­mar cerca de 70 evo­lu­cio­nes en la par­te ciclo que in­cre­men­tan el nú­me­ro no­ve­da­des has­ta ca­si los 140 com­po­nen­tes. El pe­so se re­du­ce 8 kg y aña­de ABS co­mo es de ri­gor pa­ra en­cua­drar­se co­mo mo­de­lo Eu­ro 4, una uni­dad an­ti­blo­queo fir­ma­da por Nis­sin. Por otro la­do, un asien­to a so­lo 785 mm del sue­lo o de­ta­lles co­mo un “asis­ten­te de ba­jas re­vo­lu­cio­nes” pa­ra ayu­dar al pi­lo­to a sa­lir y cir­cu­lar a ba­ja vuel­tas mues­tra su ca­rác­ter pa­ra to­dos los pú­bli­cos, tam­bién el femenino. En es­te mis­mo sen­ti­do de má­xi­ma sen­ci­llez en­con­tra­mos el novedoso sis­te­ma “Suzuki Easy Start”, con el que bas­ta con to­car el bo­tón de pues­ta en mar­cha, sin ne­ce­si­dad de man­te­ner­lo pre­sio­na­do, pa­ra que el mo­tor de arran­que gi­re has­ta la pues­ta en mar­cha del mo­tor. Él so­lo se des­co­nec- ta tras el arran­que o cier­to tiem­po sin con­se­guir­lo. El amor­ti­gua­dor tra­se­ro es re­gu­la­ble en pre­car­ga de mue­lle en sie­te po­si­cio­nes. El re­co­rri­do de la hor­qui­lla se ele­va a 125 mm y el del mo­no­amor­ti­gua­dor 63 mm. Por el mo­men­to, no se ha de­cla­ra­do el lan­za­mien­to de una ver­sión se­mi­ca­re­na­da S co­mo an­ta­ño. El de­pó­si­to man­tie­ne los 14,5 l. de ca­pa­ci­dad de la Gla­dius, pe­ro su an­chu­ra se re­du­ce en 64,5 mm. Por su par­te, el cua­dro es una uni­dad di­gi­tal de nue­vo di­se­ño. Per­mi­te ajus­tar el bri­llo e in­clu­ye in­for­ma­ción de con­su­mos y au­to­no­mía, así co­mo mar­cha en­gra­na­da. Su pe­so es de so­lo 195 kg. Tam­bién mues­tra el ni­vel má­xi­mo de rpm al­can­za­do.

EL FARO DE­LAN­TE­RO REDONDO re­me­mo­ra las ver­sio­nes SV ori­gi­na­les. EL CO­LÍN SI­GUE UN PER­FIL MUY DE­POR­TI­VO y no in­cor­po­ra asas pa­ra el pa­sa­je­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.