CUI­DA DE TU BA­TE­RÍA

LA BA­TE­RÍA ES LA GRAN OL­VI­DA­DA EN EL MAN­TE­NI­MIEN­TO DE LA MO­TO Y SO­LO NOS ACOR­DA­MOS DE ELLA CUAN­DO FA­LLA. ECHARÁS DE ME­NOS CO­NO­CER­LA ME­JOR. AQUÍ TE LO CON­TA­MOS.

Scooting - - Práctico - N. Or­te­ga

La elec­tri­ci­dad es imprescindible pa­ra mon­tar en mo­to. Pa­ra em­pe­zar, al arran­car­la, sobre to­do si hablamos de scoo­ter que no se pon­drán en mar­cha al “em­pu­jón”. Ade­más es ne­ce­sa­ria pa­ra las lu­ces, cla­xon e in­clu­so pa­ra la chis­pa de la bu­jía (aun­que és­ta no pro­vie­ne de la ba­te­ría) o la in­yec­ción que, te re­cuer­do, se ape­lli­da “elec­tró­ni­ca”. ¿Sa­bes có­mo man­te­ner­la, có­mo cam­biar­la y por cuál? Es más fá­cil de lo que pa­re­ce.

¿CÓ­MO FUN­CIO­NAN?

To­dos los ti­pos de ba­te­ría fun­cio­nan me­dian­te un pro­ce­so quí­mi­co. Se pro­du­ce elec­tri­ci­dad cuan­do los com­po­nen­tes in­ter­nos de la ba­te­ría reac­cio­nan, y es­ta reac­ción se pro­du­ce cuan­do se co­nec­ta el sis­te­ma. Cuan­do el mo­tor es­tá en mar­cha, a tra­vés del sis­te­ma de car­ga (ge­ne­ral­men­te, un al­ter­na­dor), la ba­te­ría re­cu­pe­ra su es­ta­do ini­cial, me­nos un pequeño por­cen­ta­je de des­gas­te. Por ello es­te pro­ce­so pue­de rea­li­zar­se un nú­me­ro li­mi­ta­do de ve­ces (va­rios mi­les), por lo que al fi­nal la ba­te­ría ter­mi­na­rá ago­tán­do­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.