TRIUMPH

Street Scrambler

Scooting - - Sumario - ALAN CATHCART

Aun­que Du­ca­ti se ha he­cho fuer­te en es­tas li­des con su se­rie Scrambler Du­ca­ti, los in­gle­ses se re­ser­van el ho­nor de “in­ven­tar” la ca­te­go­ría de­no­mi­na­da “scrambler” con el lan­za­mien­to de la TR5 Trophy de 1949. Fue la ver­sión de ca­lle del mo­de­lo que com­pi­tió en los ISDT de 1948 en Italia, don­de lo­gró tres me­da­llas de oro y el tro­feo al me­jor equi­po. Du­ca­ti no en­tró en es­te sec­tor has­ta 1962 con el lan­za­mien­to de la 250 Scrambler.

Aque­lla Trophy fue la ba­se de la ex­pan­sión de Triumph en EE.UU., el prin­ci­pal mer­ca­do del mun­do pa­ra es­tos mo­de­los y don­de la mar­ca bri­tá­ni­ca ofi­ció de re­fe­ren­cia du­ran­te las si­guien­tes dos dé­ca­das. El es­que­ma bá­si­co ex­hi­bía un do­ble si­len­cia­dor con sa­li­da ele­va­da por el la­te­ral iz­quier­do, de­pó­si­to de pe­que­ño ta­ma­ño con de­co­ra­ción bi­tono, ma­ni­llar ele­va­do y llan­ta an­te­rior de 19”. Mo­to idó­nea pa­ra las ca­rre­te­ras de una épo­ca en la que los pa­vi­men­tos es­ta­ban muy le­jos de re­sul­tar idea­les, sir­vió de pun­to de par­ti­da pa­ra mul­ti­tud de mo­di­fi­ca­cio­nes di­ri­gi­das a la com­pe­ti­ción off road.

El re­na­ci­mien­to del con­cep­to Scrambler en la nueva era de Triumph data de 2006, cuan­do se em­pleó el mo­tor de dos ci­lin­dros en lí­nea de 865 cc de las pri­me­ras se­ria­res T100. El re­fuer­zo de es­te seg­men­to es de­fi­ni­ti­vo con la en­tra­da en ac­ción no so­lo de Du­ca­ti, sino también BMW o Mo­to Guz­zi.

La re­no­va­ción de la ga­ma re­tro de Triumph nos tra­jo el año pa­sa­do una nueva mo­to­ri­za­ción de 900 cc (con re­fri­ge­ra­ción lí­qui­da y ci­güe­ñal ca­la­do a 270º), y es­te pro­pul­sor es el co­ra­zón de la nueva Street Scrambler. Co­mo el res­to de la se­rie Vin­ta­ge, aun­que di­se­ña­da y desa­rro­lla­da en Gran Bre­ta­ña, se fa­bri­ca en una de las tres fac­to­rías con las que Triumph cuen­ta al sur de Bang­kok (Tailandia).

Pa­ra mu­chos de sus usua­rios, la Triumph Street Scrambler se­rá una mo­to en la que la apa­rien­cia sea tan im­por­tan­te o más que su com­por­ta­mien­to di­ná­mi­co. Se ha evo­lu­cio­na­do a un con­cep­to me­nos cam­pe­ro y más ur­bano. La prin­ci­pal razón es el equi­pa­mien­to del mo­tor bá­si­co ahora em­plea­do en la Street Scrambler. Ofre­ce 54 CV a 6.000 rpm de po­ten­cia má­xi­ma, pe­ro lo más im­por­tan­te son sus 80 Nm de par, una ci­fra que se ex­tien­de des­de tan so­lo 2.850 rpm has­ta ca­si las 5.000 rpm, pun­to a par­tir del cual co­mien­za a caer gra­dual­men­te. De es­te mo­do, la ter­ce­ra te lle­va­rá don­de quie­ras. La quin­ta es idó­nea pa­ra ca­rre­te­ra abier­ta y en nin­gún mo­men­to sen­tí la ne­ce­si­dad de bus­car una inexis­ten­te sex­ta.

La gran fle­xi­bi­li­dad del mo­tor de 900cc con­vier­te a la Street Scrambler en lo más pró­xi­mo a un ma­xis­coo­ter en el ac­tual ca­tá­lo­go Triumph. Con­ve­nien­te en ciu­dad y con unas pres­ta­cio­nes que ca­li­fi­ca­ría de de­por­ti­vas, su imagen re­tro la com­ple­ta co­mo al­ter­na­ti­va de pri­mer ni­vel en la ciu­dad. La res­pues­ta de la di­rec­ción es in­me­dia­ta y li­ge­ra. El ma­ni­llar de 831 mm de an­chu­ra y el es­tre­cho neu­má­ti­co de­lan­te­ro de 19” de­fi­nen su ma­ne­jo más in­di­ca­do pa­ra sur­car los obs­tácu­los ur­ba­nos, así co­mo un asien­to si­tua­do a 792 mm de al­tu­ra que so­lo ca­li­fi­ca­ría de re­la­ti­va­men­te ele­va­do. Per­mi­te pa­sar la pier­na por en­ci­ma con fa­ci­li­dad y, asi­mis­mo, dis­cer­nir el trá­fi­co que tie­nes por de­lan­te en mar­cha en los atas­cos de la ciu­dad. Ade­más, cuen­ta con un re­ba­je que te ha­ce la vi­da más sen­ci­lla en es­te há­bi­tat, al con­tra­rio que la an­te­rior en la que te sen­tías col­ga­do ahí arri­ba.

El sonido es mucho más sa­tis­fac­to­rio que en la Triumph Scrambler pre­ce­den­te. En la ac­tual, sue­na tan bien co­mo bo­ni­to es su es­ca­pe. La ta­pa de sus si­len­cia­do­res ahora sí te pro­te­ge la pier­na de­re­cha, no co­mo an­tes.

La nueva Triumph Street Scrambler es, en mu­chos sen­ti­dos, el equi­va­len­te con mo­tor de 900 cc de la Bob­ber de 1200. Am­bas ex­hi­ben di­se­ños bri­llan­tes y es­tán muy bien aca­ba­das, aun­que sus ni­ve­les de pres­ta­cio­nes son bas­tan­te dis­pa­res.

52

LA PA­RRI­LLA es in­ter­cam­bia­ble con el asien­to pa­ra el pa­sa­je­ro. Las es­tri­be­ras de és­te son des­mon­ta­bles.

LA PI­ÑA IZ­QUIER­DA in­clu­ye el pul­sa­dor “i” pa­ra se­lec­cio­nar las op­cio­nes dis­po­ni­bles en la pan­ta­lla di­gi­tal, co­mo la des­co­nex­ción de ABS o del con­trol de trac­ción. LOS ES­CA­PES, con si­len­cia­do­res ele­va­dos, le otor­gan una imagen de­fi­ni­ti­va­men­te Scrambler.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.