REMAXTERIZADO

CUA­TRO GE­NE­RA­CIO­NES DES­PUÉS DEL PRI­MER X-MAX 250 NA­CE UNA NUEVA VER­SIÓN YA­MAHA X-MAX 300 CON TO­DOS LOS ADI­TA­MEN­TOS ANALÓ­GI­COS Y DI­GI­TA­LES PA­RA QUE EL MI­TO JA­PO­NÉS SE ETER­NI­CE.

Scooting - - Maxi Scooter - Ra­món López

T oda­vía “max”, un pa­so “max”, aún “max” le­jos... Al rit­mo de re­no­va­ción que la mar­ca ja­po­ne­sa si­gue en sus mo­de­los MAX se co­rre el pe­li­gro de que se nos ago­ten los re­cur­sos pa­ra ca­li­brar sus su­ce­si­vas no­ve­da­des. La ga­ma de scoo­ter sport de Ya­maha man­tie­ne un rit­mo in­ce­san­te de evo­lu­cio­nes y en 2017 abar­ca tan­to a su ver­sión ban­de­ra TMAX co­mo al scoo­ter que sir­ve de in­tro­duc­ción en la ga­ma del car­né A2 de es­ta ex­clu­si­va fa­mi­lia ni­po­na.

La prin­ci­pal atrac­ción del nue­vo Ya­maha X-MAX 300 es su apues­ta por la ca­li­dad. Re­zu­ma buen ha­cer por to­dos los cos­ta­dos, tan­to vi­sual­men­te co­mo una vez en mar­cha. Y la in­te­gra­ción de so­lu­cio­nes elec­tró­ni­cas de van­guar­dia ele­va un es­ca­lón más es­ta pers­pec­ti­va.

Bus­ca un de­ta­lle o un com­po­nen­te téc­ni­co en el Ya­maha X-MAX 300 que se ha­ya man­te­ni­do in­va­ria­do res­pec­to al X-MAX 250. No lo en­con­tra­rás. Su lí­nea y nue­vas ópticas la des­mar­can de in­me­dia­to. El LED de­lan­te­ro ya es nor­ma es pro­duc­tos “high le­vel”, así co­mo unas tra­se­ras que se iden­ti­fi­quen de la com­pe­ten­cia, y el X-MAX 300 pro­po­ne to­das es­tas cre­den­cia­les has­ta co­tas má­xi­mas. La pla­ca me­tá­li­ca con la ins­crip­ción del mo­de­lo so­bre el co­lín, los aca­ba­dos en sí­mil co­si­do so­bre cue­ro de la vi­ga cen­tral, la op­ción de co­lor bron­ce o has­ta el men­sa­je de bien­ve­ni­da de “wel­co­me on board” que apa­re­ce en la pan­ta­lla di­gi­tal cuan­do la po­nes en mar­cha te in­di­can con cla­ri­dad sus in­ten­cio­nes Pre­mium.

Si bu­ceas en las no­ve­da­des en su tec­no­lo­gía, la evo­lu­ción es so­bre­sa­lien­te. El mo­tor es to­tal­men­te nue­vo, con ma­yo­res co­tas in­ter­nas pa­ra in­cre­men­tar la ci­lin­dra­da de 249 cc a 292 cc. El tra­ba­jo se ha cen­tra­do en re­du­cir las pér­di­das por ro­za­mien­to y op­ti­mi­zar la efi­cien­cia en la com­bus­tión y la re­fri­ge­ra­ción. Has­ta se le ha do­ta­do de un nom­bre pro­pio: Blue Co­re. Pe­ro lo me­jor son sus ci­fras, con un au­men­to de 7,6 CV res­pec­to al 250 (28 CV fren­te a 20,4 CV) y del 40% en ci­fra de par (29 Nm a 5.750 rpm fren­te a 21Nm a 6.000 rpm).

Y en cha­sis se man­tie­ne es­ta tó­ni­ca. Pe­sa tres ki­los me­nos que el 250, los pun­tos de an­cla­je se han mo­di­fi­ca­do pa­ra re­du­cir vi­bra­cio­nes, la hor­qui­lla re­ci­be un di­se­ño ti­po mo­to co­mo el Ya­maha TMAX, los amor­ti­gua­do­res son re­gu­la­bles en cin­co po­si­cio­nes de pre­car­ga, to­dos ellos ele­men­tos que se apre­cian una vez en mar­cha, co­mo aho­ra co­men­ta­re­mos. Sin ol­vi­dar el apor­te del di­se­ño en el bas­ti­dor que ha per­mi­ti­do au­men­tar un 18% la ca­pa­ci­dad de hue­co ba­jo el asien­to, con 45 l. pa­ra dos in­te­gra­les y mu­chos ob­je­tos más. ¡Es­to es una bo­de­ga!

Pa­ra fi­na­li­zar, la do­sis elec­tró­ni­ca ya con­sus­tan­cial a to­da no­ve­dad de no­ve­dad de ca­la­do que se pre­cie co­mo tal. La lla­ve in­te­li­gen­te y su co­rres­pon­dien­te man­do en el con­tra­es­cu­do ofre­ce un muy sen­ci­llo ac­cio­na­mien­to, y la nueva ins­tru­men­ta­ción re­cu­rre a un pul­sa­dor en la pi­ña de­re­cha pa­ra la se­lec­ción en la mues­tra de su in­for­ma­ción. No obs­tan­te, la es­tre­lla de es­te pa­que­te es el nue­vo con­trol de trac­ción, has­ta aho­ra so­lo pre­sen­te en el TMAX en es­ta se­rie ja­po­ne­sa. Ac­túa so­bre el en­cen­di­do y so­bre el apor­te de ga­so­li­na cuan­do se de­tec­tan pér­di­das de trac­ción de la rue­da tra­se­ra, un col­chón de se­gu­ri­dad siem­pre bien­ve­ni­do.

La sen­sa­ción de ca­li­dad se ma­te­ria­li­za en cuan­to en­tras en con­tac­to con el Ya­maha X-MAX 300. Su­bir y ba­jar­lo del ca­ba­lle­te es muy sen­ci­llo, así co­mo ac­cio­nar su pa­ta de cabra. La vi­ga cen­tral es ele­va­da, lo que in­vi­ta a su­bir­se con la pier­na por de­lan­te cuan­do es­tá in­cli­na­do so­bre su pa­ta, so­bre to­do pa­ra los que no su­peren la es­ta­tu­ra me­dia. Pa­ra ellos dis­po­ne de un re­cor­te en los la­te­ra­les de la pla­ta­for­ma, de mo­do que sea más fá­cil lle­gar con los pies al sue­lo. Sin em­bar­go, la an­chu­ra del asien­to ha­rá que de­bas es­tar aten­to si eres de los que no dis­te “el es­ti­rón” en tu ju­ven­tud.

La pre­sen­ta­ción in­ter­na­cio­nal tu­vo lu­gar en Flo­ren­cia (Ita­lia). So­bre un scoo­ter, es­ta ciu­dad es tan no­ta­ble en su pa­tri­mo­nio cul­tu­ral co­mo por el pé­si­mo es­ta­do de unas ca­lles cu­yas vías pa­re­cen in­tac­tas des­de el Re­na­ci­mien­to. La ma­yo­ría ca­re­ce de as­fal­to y re­cu­rre a una es­truc­tu­ra de em­pe­dra­do ti­po bal­do­sas en las que el azar te ob­se­quia con irre­gu­la­ri­da­des de to­dos los co­lo­res. Es un au­tén­ti­co mar­ti­rio pa­ra las sus­pen­sio­nes de cual­quier vehícu­lo. En es­te es­ce­na­rio, las sus­pen­sio­nes del Ya­maha X-MAX 300 li­dian con no­ta el com­pro­mi­so en­tre con­fort y ab­sor­ción, des­ta­cán­do­se co­mo idea­les cuan­do el trá­fi­co trans­cu­rre ya por as­fal­tos del s. XXI.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.