ASÍ LO VE­MOS

Scooting - - Maxi Scooter -

Al ba­jar­te del Ya­maha X-MAX 300 te que­das con la sen­sa­ción de ha­ber lle­va­do un scoo­ter es­pe­cial. Ape­nas es po­si­ble sa­car­le pe­gas. Tan so­lo se me ocu­rre la au­sen­cia de un freno de es­ta­cio­na­mien­to, muy útil al cir­cu­lar, ma­nio­brar o es­ta­cio­nar en tra­mos em­pi­na­dos, o con unos es­pe­jos re­tro­vi­so­res que han si­do más di­se­ña­dos en fun­ción de su es­té­ti­ca de­por­ti­va que de su prac­ti­ci­dad.

Tam­bién el sal­to del Ya­maha X-MAX 250 an­te­rior en pre­cio es con­si­de­ra­ble, de 4.749 € a 5.699 €, pe­ro no te en­ga­ñes, por­que el 300 jue­ga en otra li­ga. Tan­to que al su­per­ven­tas Ya­maha X-MAX 400 le ha sa­li­do el peor ri­val en su pro­pia ca­sa. Las pres­ta­cio­nes su­pe­rio­res del 400 (148km/h reales de ve­lo­ci­dad pun­ta) no pa­re­cen su­fi­cien­te ar­gu­men­to pa­ra de­fen­der­se fren­te a un 300 mu­cho más do­ta­do en el res­to de sentidos, y 900 € más ba­ra­to. No du­des que, de­trás de su per­fil de scoo­ter no­ble que apues­ta por la ca­li­dad, se es­con­de un au­tén­ti­co de­pre­da­dor.

CON PA­SA­JE­RO

Tan bien tra­ta­do co­mo es­tá el pi­lo­to lo es­tá el pa­sa­je­ro. Su par­te de asien­to es am­plio y con­for­ta­ble, y las asas pa­ra su su­je­ción tie­nen un ta­ma­ño ex­ce­len­te. Ade­más, sir­ven al pi­lo­to pa­ra su­bir y ba­jar el X-Max 300 sin el me­nor es­fuer­zo. Asi­mis­mo re­cu­rre a unas es­tri­be­ras ti­po mo­to pa­ra el acom­pa­ñan­te que si­guen la tó­ni­ca ge­ne­ral del mo­de­lo de un aca­ba­do ex­qui­si­to.

El he­cho de lle­var pa­sa­je­ro no sig­ni­fi­ca nin­gún pro­ble­ma al Ya­maha X-Max 300, ya que su po­ten­cia así lo per­mi­te. De es­te mo­do, se pue­den afron­tar re­co­rri­dos ex­tra­ur­ba­nos a dúo con ple­nas ga­ran­tías di­ná­mi­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.