El mo­tor es­tá ham­brien­to por su­bir de vuel­tas. Sa­lir de los se­má­fo­ros es una de­li­cia

Scooting - - Moto A2 -

Una vez que te adap­tas a sus exi­gen­cias er­go­nó­mi­cas, la Har­ley-Da­vid­son Street Rod 750 es una bri­llan­te com­pa­ñe­ra pa­ra ata­car ca­rre­te­ras de cur­vas. Su en­tre­ga de po­ten­cia sua­ve y fluida, así co­mo su par cons­tan­te, sig­ni­fi­can que se pue­de pi­lo­tar de for­ma muy in­tui­ti­va. Sus geo­me­trías más de­por­ti­vas ha­cen que sea di­ver­ti­da en sec­cio­nes de cur­vas ce­rra­das en­la­za­das, lle­ván­do­la de un la­do a otro con to­tal fa­ci­li­dad. ¡Una Har­ley-Da­vid­son que se ma­ne­ja bien!

EN CIU­DAD

Es una mo­to fun­da­men­tal­men­te di­se­ña­da co­mo una “ho­trod”. Sí, es com- pe­ten­te y con­for­ta­ble en ca­rre­te­ra abier­ta, con un mu­lli­do del asien­to ha­ce que sea una mo­to ap­ta tras pa­sar mu­cho tiem­po a bor­do, pe­ro su prin­ci­pal sen­ti­do lo al­can­za en la ciu­dad. La ma­ne­ta de em­bra­gue no te can­sa la mano iz­quier­da en ple­na ho­ra pun­ta y tan so­lo te tie­nes que preo­cu­par en ac­cio­nar el pu­ño de ma­ne­ra que no sur­ja su res­pues­ta brus­ca ini­cial. Con un mo­tor tan ham­brien­to de su­bir de vuel­tas, sa­lir de los se­má­fo­ros es una de­li­cia, y cir­cu­lar en­tre co­ches es sen­ci­llo, muy ap­ta pa­ra las ciu­da­des eu­ro­peas ¡y con el nom­bre Har­ley-Da­vid­son en los cos­ta­dos de su de­pó­si­to! El úni­co "pe­ro" en es­tas cir­cuns­tan­cias ra­di­ca en el ca­lor que des­pren­de so­bre el in­te­rior de tu pier­na iz­quier­da el ci­lin­dro tra­se­ro, y no to­car con el es­ca­pe en pa­ra­do con tu pier­na de­re­cha.

EN CA­RRE­TE­RA

To­da­vía ex­hi­be unas co­tas le­ja­nas a una de­por­ti­va, por lo que cuan­do ba­jas un puer­to de mon­ta­ña, por ejem­plo, y ba­jas una o dos mar­chas con el gas ce­rra­do, re­sul­ta sub­vi­ra­do­ra. En cuan­to al tren de­lan­te­ro, me im­pre­sio­nó la res­pues­ta de la hor­qui­lla no re­gu­la­ble En­du­ran­ce en com­bi­na­ción con los neu­má­ti­cos Mi­che­lin. Sien­tes muy bien có­mo pi­sa el de­lan­te­ro, y lo mis­mo ca­be de­cir del tra­se­ro. Aten­ción con ro­zar por los la­dos.

LOS NEU­MÁ­TI­COS son Mi­che­lin Scor­cher 21 con el ana­gra­ma de H-D en sus flan­cos. LA IN­YEC­CIÓN es­tá fir­ma­da por Mi­ku­ni, con cuer­pos de 42 mm. LAS GEO­ME­TRÍAS son más de­por­ti­vas en to­das sus co­tas. LA HOR­QUI­LLA ex­hi­be un es­que­ma in­ver­ti­do en lu­gar de la con­ven­cio­nal de su her­ma­na Street.

LAS LLAN­TAS de sie­te pa­los do­bles son ex­clu­si­vas en la ga­ma Street.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.