ASÍ LA VE­MOS

Scooting - - Moto A2 -

Su mo­tor LC8 bi­ci­lín­dri­co en V a 75º man­tie­ne los 1.050 cc del mo­de­lo an­te­rior, pe­ro es jus­ta­men­te en el pro­pul­sor don­de se en­cuen­tra su no­ve­dad más des­ta­ca­da, gra­cias a ese in­cre­men­to de 30 CV res­pec­to a la 1050 Ad­ven­tu­re. En cual­quier ca­so, pa­ra los que quie­ran se­guir dis­fru­tan­do de una po­ten­cia más con­te­ni­da, tam­bién si­gue ofer­tán­do­se una ver­sión de 95 CV sus­cep­ti­ble de li­mi­ta­ción a 48 CV que la com­pa­ti­bi­li­za con el car­né A2.

Las ven­ta­jas que pro­por­cio­na es­ta KTM son, en ge­ne­ral, ex­ten­si­bles a to­do el seg­men­to trail. En­ton­ces, ¿por qué la 1090? La res­pues­ta es su equi­li­brio. Con ta­lla, co­tas y pre­sen­cia de ma­xi­trail (205kg en se­co, 23 l. de de­pó­si­to, 805mm de asien­to...) ya se con­vier­te en una op­ción in­tere­san­te pa­ra los que bus­can mo­tos gran­des. Pe­ro cla­ro, no to­do el que quie­re mo­to gran­de pue­de con un mo­tor gran­de y, ahí, el au­men­to de ca­ba­lla­je a esos ge­ne­ro­sos pe­ro con­tro­la­bles 125 CV, am­plía aún más el ran­go de po­si­bles clien­tes. Pe­ro hay más, aún son mu­chos los que pien­san que una trail si­gue sien­do pa­ra echar­se al mon­te (al me­nos un po­co) y la 1090 cum­ple con no­ta en su fa­ce­ta en­du­ro, me­jor aún si la “ador­na­mos” con el pack off-road op­cio­nal (con llan­tas de ra­dios). Y si a to­dos es­tos ver­sá­ti­les ar­gu­men­tos le aña­di­mos un con­te­ni­do con­su­mo, re­vi­sio­nes ca­da 15.000 km, ser li­mi­ta­ble pa­ra car­net A2 y sus 12.999 € de pre­cio, la Ad­ven­tu­re aca­ba por con­ver­tir­se en una de las op­cio­nes más ló­gi­cas del uni­ver­so ma­xi­trail.

CON PA­SA­JE­RO

En con­duc­ción con com­pa­ñía, la 1090 Ad­ven­tu­re se be­ne­fi­cia de las ca­rac­te­rís­ti­cas pro­pias del seg­men­to (gran­des ru­te­ras apar­te, la me­jor op­ción pa­ra via­jar acom­pa­ña­do es una trail). En su ca­so, si aú­na el aplo­mo de una ma­xi­trail con mo­tor más dul­ce y, al mis­mo tiem­po, la ma­ne­ja­bi­li­dad de una trail li­ge­ra, to­do se tra­du­ce en ma­yor con­fort con/pa­ra pa­sa­je­ro. El asien­to de una pie­za, bien mu­lli­do y de dos al­tu­ras, fa­ci­li­ta tan­to la po­si­ción co­mo el pa­so de los ki­ló­me­tros al acom­pa­ñan­te que, ade­más, cuen­ta con su­je­cio­nes la­te­ra­les, es­tri­be­ras de go­ma y el con­fort adi­cio­nal de la cú­pu­la fron­tal re­gu­la­ble en al­tu­ra.

Con el kit de li­mi­ta­ción pa­ra el car­né A2 se ha­ce aún más po­pu­lis­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.