En la mo­to

Scooting - - Usuario -

1 RE­VI­SIÓN MECÁNICA. La mo­to de­be es­tar en per­fec­tas con­di­cio­nes. Pe­ro en es­te ca­so es­tá el agra­van­te de que le­jos de ca­sa, cual­quier ton­te­ría mecánica nos com­pli­ca la vi­da aún más. Es bue­na idea, si te que­dan po­cos ki­ló­me­tros pa­ra una re­vi­sión o cam­bio de acei­te, ade­lan­tar­lo y lle­var­te la mo­to ya re­vi­sa­da. Si no es así, ten en cuen­ta cuán­tos ki­ló­me­tros vas a ha­cer y que no te pa­ses de­ma­sia­do del pe­rio­do de re­vi­sión. No sue­le ser bue­na idea de­jar esas ope­ra­cio­nes pa­ra mi­tad del via­je, sal­vo que ha­ya al­gu­na cues­tión que así lo acon­se­je. En es­te ca­so, ten pre­vis­to el ta­ller que te lo va a ha­cer y que lo pue­de ha­cer en esas fe­chas.

2 COM­PRUE­BA NI­VE­LES. Siem­pre es im­por­tan­te lle­var los ni­ve­les re­vi­sa­dos, en es­te ca­so más. Via­ja­mos en ve­rano, con ca­lor y pol­vo. Ade­más, va­mos a ha­cer, ca­si se­gu­ro, más ho­ras de mo­to se­gui­das que de cos­tum­bre, lo cual es un ma­yor es­fuer­zo me­cá­ni­co. Acei­tes a ni­vel, fil­tros lim­pios y ni­ve­les de lí­qui­do de freno com­pro­ba­dos. El an­ti­con­ge­lan­te, re­vi­sa­do: no es re­co­men­da­ble lle­var agua, te re­cuer­do. El an­ti­con­ge­lan­te tam­bién re­fi­rie­ra me­jor que el agua y man­tie­ne más lim­pio y me­jor lu­bri­ca­do to­do el sis­te­ma de re­fri­ge­ra­ción.

3 NEU­MÁ­TI­COS. Al igual que con las re­vi­sio­nes, ase­gú­ra­te que te que­da neu­má­ti­co su­fi­cien­te pa­ra ese ki­lo­me­tra­je. Si no, pue­de ser bue­na idea mon­tar pre­ci­sa­men­te un neu­má­ti­co es­pe­cí­fi­co pa­ra ese via­je. Con una mo­to que nor­mal­men­te uti­li­za neu­má­ti­cos muy de­por­ti­vos, si vas a ha­cer mu­cha au­to­vía y ro­dar a rit­mos más ba­jos, qui­zá pue­des mon­tar unas go­mas más de tu­ris­mo. ¿Via­jas en trail? Si con tu mo­to que uti­li­zas fre­cuen­te­men­te en ciu­dad y ca­rre­te­ra, vas a ha­cer un via­je con mu­chas pis­tas, ga­na­rás mu­cho cam­bian­do neu­má­ti­cos por unos más “to­do uso”.

4 PRE­SIÓN DE NEU­MÁ­TI­COS. El fa­bri­can­te de tu mo­to ha pre­vis­to di­fe­ren­tes pre­sio­nes de neu­má­ti­cos pa­ra di­fe­ren­tes usos y ni­ve­les de car­ga. Re­vi­sa las pre­sio­nes en fun­ción del ni­vel de car­ga que vas a lle­var. No es igual ir tú so­lo que con dos per­so­nas más equi­pa­je.

5 SUS­PEN­SIO­NES. Es muy ha­bi­tual te­ner la op­ción de ajus­te de la pre­car­ga del mue­lle en la sus­pen­sión tra­se­ra. Re­gu­lar­lo en una po­si­ción más du­ra de la nor­mal es bue­na idea pa­ra equi­li­brar el ma­yor pe­so que ten­drá que so­por­tar. Si tie­nes po­si­bi­li­dad de ajus­te en to­dos los pa­rá­me­tros, eli­ge la que me­jor adap­te tu mo­to a es­tas cir­cuns­tan­cias. Y si dis­po­nes de so­lu­ción elec­tró­ni­ca, de lu­jo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.