Cla­ves pa­ra acertar al com­prar una mo­to de se­gun­da mano

TE PLAN­TEAS CAM­BIAR DE MO­TO O ESTRENARTE EN ES­TE MUN­DI­LLO. TU PRE­SU­PUES­TO NO LLE­GA PA­RA UNA NUE­VA, PE­RO TE DA MIE­DO METERTE EN EL LÍO QUE RE­PRE­SEN­TAN LAS DE SE­GUN­DA MANO. HAY CA­SOS NE­GA­TI­VOS, PE­RO NO TE PA­SA­RÁ A TI SI SIGUES ES­TOS CON­SE­JOS.

Scooting - - Sumario - Da­niel Na­va­rro

Que sí, que to­dos co­no­ce­mos un ca­so de un ami­go de un ami­go que se com­pró una y re­ven­tó al po­co tiem­po o tras po­cos ki­ló­me­tros, e in­clu­so en al­gún ca­so nos ha­brá pa­sa­do a no­so­tros mis­mos. Pe­ro no tie­nes más que ver las es­ta­dís­ti­cas de ven­tas: en Es­pa­ña, en 2016 se ven­die­ron más de 154.000 mo­tos nue­vas, pe­ro se trans­fi­rie­ron más de 314.000.

Es ló­gi­co, la ofer­ta es gran­de, las mo­tos ac­tua­les (tam­bién las de ha­ce cin­co o más años) son fia­bles y la gen­te que cam­bia, en mu­chos ca­sos, es por­que quie­re otra, no por ave­rías o des­gas­tes. Y aún en el ca­so de una mo­to que se ven­da por esos mo­ti­vos, pue­de ser una in­tere­san­te op­ción de com­pra si lo ha­ces a su pre­cio jus­to pa­ra des­pués re­pa­rar­la tú y ase­gu­rar­te de có­mo es­tá esa mo­to.

No obs­tan­te, tam­bién hay ca­sos ne­ga­ti­vos. La es­ta­fa y el en­ga­ño pue­de ser una so­lu­ción pa­ra al­gu­nos im­pre­sen­ta­bles que les da igual me­ter­se en pro­ble­mas ven­dien­do una mo­to en mal es­ta­do a sa­bien­das. Pa­ra evi­tar­lo en la me­di­da de lo po­si­ble se­rá bueno te­ner cla­ro al­gu­nos pun­tos y con­se­jos que te da­mos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.