La mo­to ne­ce­si­ta nue­vos pro­yec­tos

Retos de fu­tu­ro

Scooting - - Noticias - RA­MÓN LÓ­PEZ, Di­rec­tor @for­mu­la­mo­to Fór­mu­la mo­to @for­mu­la­mo­toes

En las pu­bli­ca­cio­nes es­pe­cia­les de LUIKE, así co­mo en los úl­ti­mos ejem­pla­res de SCOOTING Mo­to, te ha­brás per­ca­ta­do de la inusi­ta­da im­por­tan­cia co­bra­da por el seg­men­to de mo­de­los ins­pi­ra­dos en el pa­sa­do. Unos lo lla­man co­rrien­te Vin­ta­ge, otros He­ri­ta­ge, pe­ro no­so­tros pre­fe­ri­mos re­fe­rir­nos a es­ta ten­den­cia sim­ple­men­te co­mo re­tro. Es pa­ra­dó­ji­ca una vía de es­ca­pe de re­no­va­ción del sec­tor de la mo­to co­mo és­ta, mi­ran­do al fu­tu­ro con la vis­ta pues­ta en el pa­sa­do. En es­ta lí­nea, la pro­por­ción de mo­tos de se­gun­da mano ven­di­das en Es­pa­ña es el do­ble de las nue­vas, un da­to muy re­le­van­te. Sin em­bar­go, po­co tie­nen que ver los tiem­pos de an­ta­ño a los de hoy día cuan­do nos re­fe­ri­mos a las dos rue­das. Pa­ra bien y pa­ra mal. Echan­do una mi­ra­da al re­tro­vi­sor del mun­do de la mo­to, es evi­den­te la se­cuen­cia de cam­bios ra­di­ca­les. Pa­ra co­men­zar por la ba­se, qué le­jos que­dan los tiem­pos cuan­do los ci­clo­mo­to­res eran la “can­te­ra” de la mo­to. El cam­bio le­gis­la­ti­vo a los 15 años so­lo es un ca­pí­tu­lo de par­te de to­da la historia. A la ju­ven­tud le atrae in­fi­ni­ta­men­te más aho­ra to­do lo re­la­cio­na­do con la tec­no­lo­gía (léa­se mó­vi­les, etc) por en­ci­ma de la mo­to. Es­to ha de­ri­va­do una pi­rá­mi­de de po­bla­ción re­la­ti­va a las dos rue­das más in­cli­na­da en la ac­tua­li­dad ha­cia el tra­mo de edad me­dio-al­to. Cuan­do an­tes una per­so­na aje­na a es­te mun­di­llo te­nía en men­te el te­ma mo­to, lo re­la­cio­na­ba irre­mi­si­ble­men­te con gen­te jo­ven, y por en­de, con com­por­ta­mien­tos po­co re­co­men­da­bles. Aho­ra es un sec­tor más ma­du­ro, con lo po­si­ti­vo en cuan­to a ma­yor com­pro­mi­so con la se­gu­ri­dad, pe­ro con lo ne­ga­ti­vo de un ma­ña­na ca­da vez más es­tre­cho so­cial­men­te. Es im­pres­cin­di­ble rein­ven­tar la mo­to. No obs­tan­te, se man­tie­nen cier­tos pa­rá­me­tros sin evo­lu­cio­nar en el mis­mo sen­ti­do. Un ejem­plo es la úl­ti­ma cam­pa­ña de la DGT de con­trol de mo­to­ci­cle­tas. To­da­vía se ha­bla de dro­gas, al­cohol y uso del cas­co, cuan­do es­tos te­mas son muy fa­vo­ra­bles pa­ra el sec­tor, so­bre to­do en com­pa­ra­ción con los da­tos ob­te­ni­dos en­tre los au­to­mó­vi­les. Aun­que no so­lo es cues­tión de echar ba­lo­nes fue­ra. El ab­sen­tis­mo de un por­cen­ta­je ele­va­dí­si­mo de las re­vi­sio­nes pa­sa­das en las ITV to­da­vía nos tras­la­da al pa­sa­do más ran­cio a su­pe­rar por el en­torno de la mo­to pa­ra ofre­cer una pers­pec­ti­va de fu­tu­ro. Por­que la cla­ve pa­ra po­der se­guir des­fu­tan­do de nues­tras mo­tos el día de ma­ña­na, no lo ol­vi­de­mos, es la se­gu­ri­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.