EN MAR­CHA

Scooting - - Carné A2 -

Por los ojos pa­re­ce gran­de, cuan­do te su­bes te das cuen­ta de que es ba­ji­ta y muy li­ge­ra, más de lo que pa­re­ce. El cua­dro no es el mis­mo. No tie­ne más in­for­ma­ción, pe­ro sí ex­hi­be un es­ti­lo más “RR”, con el cuen­ta­vuel­tas analó­gi­co pre­si­dien­do su es­truc­tu­ra. Per­so­nal­men­te pre­fie­ro el de la Z, aun­que es más pe­que­ño. Cues­tión de gus­tos. La po­si­ción es pa­re­ci­da. En la Z 650 hay un ma­ni­llar al­to, bá­si­co y tí­pi­co de naked, mien­tras en la Nin­ja en­con­tra­mos una es­pe­cie de se­mi­ma­ni­lla­res con to­rre­tas. Al fi­nal, no vas mu­cho más tum­ba­do que en la Z y si­gue sien­do igual de có­mo­da. Aho­ra bien, las ma­nos van más ce­rra­das y la cú­pu­la del ca­re­na­do, a pe­sar de ser muy ba­ja, da ma­yor sen­sa­ción de pro­tec­ción.

EN CIUDAD

En la ciudad es don­de es­tá mo­to te aca­ba de en­can­tar. To­dos sus man­dos fun­cio­nan con sua­vi­dad y el mo­tor res­pon­de en cual­quier cir­cuns­tan­cia. Si has he­cho au­to­vía a buen rit­mo y re­sul­ta có­mo­da y su­fi­cien­te­men­te rá­pi­da co­mo pa­ra man­te­ner el cru­ce­ro que te in­tere­sa, lle­gas a una ca­rre­te­ra bien re­vi­ra­da y as­fal­ta­da y re­sul­ta di­ver­ti­da, efec­ti­va y fá­cil, y aho­ra lle­gas a la ciudad y pue­des pa­sar en­tre co­ches bien, gi­ra lo su­fi­cien­te y ade­más no te can­sa las mu­ñe­cas ni el cue­llo, ¿qué más le pue­des pe­dir a una mo­to?

EN CA­RRE­TE­RA

En ca­rre­te­ra la mo­to cum­ple de so­bra con lo que de­be ha­cer. Fre­na bien, con buen tac­to y ayu­da­do por el ABS Bosch que en­tra so­lo cuan­do de­be. Y ace­le­ra con cier­ta con­tun­den­cia (que no ra­bia) des­de muy aba­jo y de for­ma pro­gre­si­va, con­tro­la­ble y di­ver­ti­da. Pue­des tum­bar mu­cho sin que apa­rez­can mo­vi­mien­tos ra­ros y sin que se des­con­tro­le na­da. Ello, su­ma­do a que te per­mi­te lle­var una po­si­ción mu­cho más “RR” si quie­res, ha­ce que en un mo­men­to apa­rez­can sen­sa­cio­nes de au­tén­ti­ca de­por­ti­va. Es fá­cil de lle­var a rit­mos ele­va­dos y es ca­paz de co­rrer lo su­fi­cien­te (sin ser una de esas RR de 200 CV) co­mo pa­ra que cual­quie­ra se di­vier­ta a ba­se de bien, en cual­quier ca­rre­te­ra. Me atre­ve­ría a de­cir que in­clu­so en un cir­cui­to se­gu­ro que echas un ra­to di­ver­ti­do de ver­dad. Re­sul­ta có­mo­da en au­to­vía. La ca­be­za la lle­vas muy por en­ci­ma de la al­tu­ra de la cú­pu­la si no vas aga­cha­do. Tam­po­co ha­ce fal­ta, ya que la cú­pu­la ha­ce bien su tra­ba­jo y man­da el ai­re por en­ci­ma de ti y por los la­dos de la ca­be­za. Se apre­cia gran di­fe­ren­cia en es­to con la Z. La mo­to es igual de sua­ve y de­bi­do esa pro­tec­ción ae­ro­di­ná­mi­ca es más fá­cil des­pis­tar­te con la ve­lo­ci­dad que lle­vas, por­que co­rre bas­tan­te y se no­ta me­nos esa ve­lo­ci­dad. Las sus­pen­sio­nes es­tán bien ta­ra­das. En pa­ra­do las mue­ves y se no­tan al­go blan­das. So­bre el as­fal­to, ro­dan­do ya, se sien­te ese pri­mer re­co­rri­do có­mo­do, pe­ro cuan­do fre­nas fuer­te o lle­gas a la ca­rre­te­ra y aprie­tas el rit­mo se mues­tran lo su­fi­cien­te­men­te fir­mes co­mo pa­ra no re­que­rir más. Pre­fe­ri­ría “una go­ta” más du­ras, pe­ro no mu­cho más.

La VER­SIÓN PER

FORMANCE es la ga­ma su­pe­rior e in­clu­ye de­ta­lles co­mo el es­ca­pe Akra­po­vic, pan­ta­lla ahu­ma­da, pro­tec­co­nes y ta­pa de asien­to pos­te­rior. La INS­TRU­MEN­TA­CIÓN es muy di­fe­ren­te de la pre­sen­te en la naked Z 650, con par­te de su in­for­ma­ción en mo­do analó­gi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.