ASÍ LA VE­MOS

Scooting - - Carné A2 -

El "quickshifter" ha­ce que no ten­gas que to­car la pa­lan­ca de em­bra­gue ni su­bien­do ni ba­jan­do mar­chas. Es per­fec­to. Las re­duc­cio­nes son tan sua­ves que ca­si no eres cons­cien­te de que has ba­ja­do una mar­cha. Los tres ma­pas de mo­tor es­tán­dar se pue­den se­lec­cio­nar me­dian­te un pul­sa­dor si­tua­do en la pi­ña de­re­cha. Que­da un po­co le­jos del ace­le­ra­dor y no es fá­cil lle­gar con el pul­gar a no ser que es­tés pa­ra­do. Otro de­ta­lle a me­jo­rar es que MV Agusta si­gue po­nien­do el cla­xon don­de nor­mal­men­te es­tá el pul­sa­dor de in­ter­mi­ten­tes.

Vol­vien­do a los "map­ping", tie­nen muy di­fe­ren­tes res­pues­tas en­tre ellos. El Nor­mal es útil pa­ra to­do ti­po de cir­cuns­tan­cia en la vi­da real. El mo­do Rain res­trin­ge la po­ten­cia má­xi­ma a los 80 CV, con una en­tre­ga más gra­dual, y es tam­bién vá­li­do pa­ra el den­so trá­fi­co en ciudad in­clu­so cuan­do el as­fal­to es­tá se­co. La ma­yo­ría del tiem­po de la prue­ba lo hi­ce con el mo­do Nor­mal, que te per­mi­te una con­duc­ción con­tro­la­ble a ba­ja ve­lo­ci­dad sin per­der brío en ace­le­ra­ción en la zo­na me­dia del ta­có­me­tro. El Sport te ofre­ce lo que pro­me­te, una en­tre­ga más agre­si­va des­de el ace­le­ra­dor ce­rra­do y una bús­que­da más im­pe­tuo­sa de la zo­na al­ta del cuen­ta­vuel­tas, aun­que sin per­der pro­gre­si­vi­dad. Con el mo­do Nor­mal, so­bre las 9.000 rpm ya te pi­de su­bir una mar­cha pa­ra man- te­ner­te en la zo­na me­dia de la cur­va de par, mien­tras que el Sport te em­pu­ja a se­guir ex­plo­ran­do más y más rpm.

Es una mo­to ágil y de rá­pi­da di­rec­ción. El ma­ni­llar re­tra­sa­do y re­la­ti­va­men­te al­to es un fac­tor fun­da­men­tal. En es­ta edi­ción no equi­pa amor­ti­gua­dor de di­rec­ción, y no lo ne­ce­si­ta, por­que se sien­te me­nos ner­vio­sa. Dis­po­ne de em­bra­gue antibloqueo, al con­tra­rio que la ver­sión pre­via, con lo que pue­des ac­cio­nar los fre­nos Brem­bo de una for­ma más fá­cil. Y se agra­de­ce, por­que la po­ten­cia del do­ble dis­co fron­tal es des­co­mu­nal

CON PA­SA­JE­RO

Es una de­por­ti­va en to­da re­gla, por mu­cho que se dis­fra­ce de naked. De ahí que el alo­ja­mien­to del pa­sa­je­ro sea mí­ni­mo y su con­fort so­lo acon­se­ja­ble pa­ra cor­tos re­co­rri­dos ur­ba­nos.

CO­LO­RES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.