Así fue mi par­to

Ma­no­li Contreras (email)

Ser Padres - - SUMARIO -

Al fi­nal del em­ba­ra­zo mi be­bé no pa­ra­ba quie­to den­tro. Cua­tro días an­tes de sa­lir de cuen­tas, me to­ma­ron la ten­sión en la far­ma­cia y re­sul­tó que la te­nía muy al­ta. Me fui a ur­gen­cias y des­de allí me man­da­ron al gi­ne­có­lo­go de al­to ries­go, quien me co­mu­ni­có que, por se­gu­ri­dad, ha­bía que ha­cer ce­sá­rea por­que mi be­bé se ha­bía pues­to de nal­gas. Me pu­se a llo­rar y la en­fer­me­ra que es­ta­ba allí me di­jo que no me preo­cu­pa­ra, que ella iba a acom­pa­ñar­me y que to­do sal­dría bien. Cuan­do lle­gó el mo­men­to te­nía mu­cho mie­do, pe­ro la en­fer­me­ra me fue ex­pli­can­do to­do. Mi­ra­ron si mi hi­jo se po­día gi­rar pa­ra in­ten­tar par­to na­tu­ral, pe­ro se vol­vió a mo­ver y al fi­nal tu­vie­ron que ha­cer ce­sá­rea. Lo me­jor fue oír­le llo­rar. Cuan­do me lo pu­sie­ron a la­do es­ta­ba dor­mi­do ,pe­ro res­pi­ra­ba. A mí me lle­va­ron un ra­to a la sa­la de ob­ser­va­ción y al be­bé a la ha­bi­ta­ción con su pa­pá.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.