¿De­bo avi­sar a mi gi­ne­có­lo­go? ¿Y si no pue­de ve­nir?

Ser Padres - - PARTO -

En las clí­ni­cas pri­va­das, el par­to lo sue­le aten­der el gi­ne­có­lo­go que ha se­gui­do el em­ba­ra­zo, aun­que la di­la­ta­ción la vi­gi­la una ma­tro­na. Des­de el cen­tro mé­di­co avi­san al es­pe­cia­lis­ta una vez que el ni­ño es­tá pre­pa­ra­do pa­ra na­cer. Si no le lo­ca­li­zan o no pue­de acu­dir a tiem­po, se sue­le seguir el mis­mo pro­to­co­lo que en las ma­ter­ni­da­des pú­bli­cas: un gi­ne­có­lo­go exa­mi­na a la fu­tu­ra ma­dre en ur­gen­cias y eva­lúa el ries­go del par­to. Si es de ba­jo ries­go, lo atien­de la ma­tro­na, aun­que siem­pre hay un to­có­lo­go cer­ca por si sur­ge al­gu­na com­pli­ca­ción. Si es de al­to ries­go, lo aten­de­rá un es­pe­cia­lis­ta ayu­da­do por una ma­tro­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.