El efec­to de esos ki­los de más

Ser Padres - - Embarazo -

La obe­si­dad en el em­ba­ra­zo en­tra­ña ries­gos tan­to pa­ra la mu­jer co­mo pa­ra el fu­tu­ro be­bé, ya que el pe­so de la ma­dre re­per­cu­te en el cre­ci­mien­to in­tra­ute­ri­no del fe­to.

Pa­ra la ma­dre: ma­yor ries­go de hi­per­ten­sión ges­ta­cio­nal, dia­be­tes ges­ta­cio­nal, ap­nea obs­truc­ti­va del sue­ño y en­fer­me­dad car­dia­ca o pul­mo­nar. Es­tos pro­ble­mas sue­len des­apa­re­cer tras el par­to, pe­ro hay oca­sio­nes en las que no es así y la dia­be­tes se con­vier­te en dia­be­tes cró­ni­ca ti­po 2.

Pa­ra el fe­to: au­men­ta la po­si­bi­li­dad de que sea más gran­de de lo que co­rres­pon­de a su edad ges­ta­cio­nal, es de­cir, el ni­ño na­ce­rá obe­so. Ade­más, se

in­cre­men­ta el ries­go de ce­sá­rea y del nú­me­ro de ca­sos de ano­ma­lías con­gé­ni­tas, so­bre to­do de los de­fec­tos de cie­rre de tu­bo neu­ral y las car­dio­pa­tías con­gé­ni­tas, y es más di­fí­cil de­tec­tar­las me­dian­te las eco­gra­fías.

Du­ran­te el par­to: se ele­va el ries­go de par­to pre­ma­tu­ro y ce­sá­rea y de que el par­to sea más lar­go.

En el pos­par­to: exis­te ma­yor ries­go de in­fec­ción en las he­ri­das qui­rúr­gi­cas, tam­bién de san­gra­do, de fa­llo de lac­tan­cia y de com­pli­ca­cio­nes trom­bó­ti­cas. Es­tos ries­gos tam­bién son su­pe­rio­res cuan­do se en­gor­da de­ma­sia­do en el em­ba­ra­zo, con in­de­pen­den­cia del IMC con el que ini­cia­mos la ges­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.