In­ter­pre­tar los di­bu­jos en el plano for­mal

Ser Padres - - DOSSIER -

Los co­lo­res que usan. Ele­gir los co­lo­res pri­ma­rios (los del Par­chís) es de ni­ños más im­pul­si­vos e irre­fle­xi­vos, con ini­cia­ti­va, vi­ta­les y so­cia­les. Los de ma­rro­nes, ro­sas, ver­des os­cu­ros, na­ran­jas y los co­lo­res mez­cla­dos es pro­pio de ni­ños re­fle­xi­vos, in­tro­ver­ti­dos y ob­ser­va­do­res… Y los que usan ro­jos, negros, par­dos y to­nos fuer­tes re­fle­jan más de un ti­po de ra­bia, pro­pio de ni­ños adop­ta­dos o in­adap­ta­dos.

Ti­po de tra­zos. Los ni­ños que es­tán tris­tes o preo­cu­pa­dos no sue­len apre­tar y los más ra­bio­sos agu­je­rean la ho­ja de tan­to apre­tar o la em­bo­rro­nan. Los tra­zos re­don­dea­dos sue­len ser pro­pios de ni­ños ale­gres, tran­qui­los y re­la­ja­dos. Y los pi­cu­dos, con dien­tes, uñas, cres­tas o mon­ta­ñas trian­gu­la­res, a ve­ces sue­len ser mues­tra de frus­tra­ción.

Ta­ma­ño. Los di­bu­jos pe­que­ños son más pro­pios de ni­ños in­tro­ver­ti­dos y los di­bu­jos enor­mes los más egó­la­tras.

Ubi­cui­dad en el pa­pel. En ni­ños dies­tros, los que di­bu­jan so­lo en la par­te iz­quier­da sue­len ser tí­mi­dos o apo­ca­dos, y los que se van a la par­te de­re­cha es­tán más des­in­hi­bi­dos y son más ex­tro­ver­ti­dos. En ni­ños zur­dos, al re­vés. Los que em­pie­zan a pin­tar des­de el cen­tro son nor­ma­ti­vos, dan mues­tras de res­pon­sa­bi­li­dad y tra­tan de evi­tar la con­fron­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.