Ti­pos de re­fle­jos

Ser Padres - - 0-2 años -

Pri­ma­rios

Se mues­tran na­da más na­cer.

Bús­que­da

Cuan­do se ro­zan sus la­bios, se gi­ra y abre la bo­ca pa­ra bus­car qué le ha to­ca­do. Es ne­ce­sa­rio pa­ra bus­car el seno de ma­má y ali­men­tar­se.

Suc­ción

Al co­lo­car un ob­je­to en su bo­ca, rea­li­za el mo­vi­mien­to de suc­ción. Du­ra has­ta los 4 me­ses.

Pre­sión

Si se pre­sio­na la pal­ma de la mano fle­xio­na­rá los de­dos y los ce­rra­rá fuer­te­men­te. Des­apa­re­ce a los seis me­ses. Y en los pies lo mis­mo, si se pre­sio­na su plan­ta del pie fle­xio­na­rá los de­dos. Des­apa­re­ce a los diez me­ses.

Gi­ro de la ca­be­za

Cuan­do el be­bé es­tá es­ti­ra­do y gi­ra la ca­be­za ha­cia un la­do, el bra­zo y la pier­na de ese mis­mo la­do se es­ti­ran y el bra­zo y pier­na opues­ta se do­blan. Sue­le ir­se ha­cia los seis, sie­te me­ses. Le sir­ve pa­ra orien­tar­se en el es­pa­cio.

Mo­ro

Es un re­fle­jo de­fen­si­vo y es una reac­ción fren­te a un so­ni­do o mo­vi­mien­to. El be­bé abre y cie­rre los bra­zos, mue­ve las pier­nas y pue­de llo­rar. Des­apa­re­ce en­tre el cuar­to y el quin­to mes.

Mar­cha au­to­má­ti­ca

Si le sos­tie­nes y apo­ya los pies en una su­per­fi­cie pla­na, da un pa­so ha­cia ade­lan­te co­mo si qui­sie­ra an­dar. Des­apa­re­ce a los 3 me­ses.

Secundarios

Apa­re­cen tras el na­ci­mien­to.

Pa­ra­caí­das

El be­bé ex­ten­de­rá los bra­zos si no­ta que se va a caer. Es­te re­fle­jo apa­re­ce ha­cia los seis me­ses y le re­sul­ta útil cuan­do se cae al sue­lo, por ejem­plo, cuan­do es­tán ga­tean­do. Es­te re­fle­jo nos acom­pa­ña­rá to­da la vi­da.

Ex­ten­sión de los de­dos

Nor­mal­men­te los be­bés tie­nen las ma­nos apre­ta­das en pu­ños. Cuan­do le to­ca­mos la mano por el la­te­ral, abre la mano des­de el me­ñi­que al pul­gar. Des­apa­re­ce ha­cia los seis me­ses.

Lan­dau

Si ha­cia los cua­tro me­ses au­pa­mos al be­bé con los bra­zos ex­ten­di­dos y ha­ce­mos que él nos mi­re, en lu­gar del re­la­jar el cuer­po lo po­ne en ten­sión y ex­tien­de el tron­co, pier­nas y ma­nos. Es­te re­fle­jo des­apa­re­ce ha­cia el año.

Ga­lant

Al to­car la es­pal­da de for­ma pa­ra­le­la a la es­pi­na dor­sal el be­bé la ar­quea­rá ha­cia el la­do don­de se es­tá ro­zan­do. Es­te re­fle­jo per­du­ra­rá has­ta el año de vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.