¿Dón­de es­tán los lí­mi­tes?

Ser Padres - - 5-6 años -

Los de­be­mos po­ner las per­so­nas que les es­ta­mos edu­can­do, so­bre to­do los que ejer­cen la pa­ter­ni­dad. Los li­mi­tes de­ben po­ner­se des­de el prin­ci­pio de su vi­da. En cuan­to el ni­ño ha­ga al­go que no es­tá bien de­be­mos ha­cér­se­lo sa­ber. El pro­ble­ma es que ge­ne­ral­men­te cuan­do son tan pe­que­ños sus tra­ve­su­ras nos ha­cen gra­cia y ten­de­mos a reír­nos de­lan­te de ellos.

En otras oca­sio­nes les ha­ce­mos re­pe­tir la ha­za­ña por­que que­re­mos mos­trár­se­la a al­guien, eso es un error que so­le­mos co­me­ter mu­chas ve­ces sin ma­la in­ten­ción. Pe­ro el tiem­po pa­sa­rá y lo que nos pro­vo­ca­ba ri­sas pue­de po­ner­nos en un aprie­to o cau­sar­nos un pro­ble­ma a la lar­ga. Des­pués ten­dre­mos que co­rre­gir­lo y el ni­ño su­fri­rá des­con­cier­to y, so­bre to­do, em­pe­za­rá a pen­sar que no so­mos cohe­ren­tes. A la lar­ga se­rá cau­sa de múl­ti­ples pro­ble­mas de com­por­ta­mien­to ya que afec­ta­rá di­rec­ta­men­te a la con­fian­za que nues­tro hi­jo tie­ne en no­so­tros.

Gra­ci Mo­ra­les Psi­có­lo­ga en Si­quia (Psi­có­lo­gos on­li­ne)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.