EL ÚL­TI­MO EXA­MEN

Los dos ju­ga­do­res que sigue el Bar­ce­lo­na vol­vie­ron a ha­cer un gran par­ti­do y de­mos­tra­ron que es­tán ca­pa­ci­ta­dos pa­ra ir a un equi­po gran­de

Sport - - BARÇA - AL­BERT GRA­CIA

De Jong y De Ligt ju­ga­ron ayer an­te Ale­ma­nia y pa­sa­ron un nue­vo exa­men an­te los es­pias del Ba­rça

El Bar­ce­lo­na de­ci­dió en­viar a Ra­mon Pla­nes pa­ra que vie­ra en di­rec­to a dos de los grandes va­lo­res del fút­bol eu­ro­peo y que sue­nan y mu­cho co­mo fu­tu­ri­bles pa­ra la pri­me­ra plan­ti­lla azul­gra­na. Y lo cier­to es que no so­lo no des­en­to­na­ron sino que mos­tra­ron una ma­du­rez fut­bo­lís­ti­ca im­pro­pia de su edad.De Ligt y De Jong fir­ma­ron un par­ti­do muy se­rio y lo sa­ca­ron con muy bue­na no­ta.El cen- tro­cam­pis­ta del Ajax fue el ti­món de la Ho­lan­da de Koe­man. Y eso, con 21 años, es mu­cho de­cir. Fren­kie se hi­zo el due­ño y se­ñor del cen­tro del cam­po de la ‘Oran­je’ y mos­tró to­das las vir­tu­des por las cua­les el Bar­ce­lo­na es­tá tan in­tere­sa­do en in­cor­po­rar­lo. Jue­go a uno o dos to­ques, des­te­llos de ca­li­dad, po­cas pér­di­das de ba­lón y la bús­que­da in­sa­cia­ble de es­tar en con­tac­to con el ba­lón. Esas son las ca­rac­te­rís­ti­cas por las que Fren­kie se ha con­ver­ti­do en uno de los me­dios más co­di­cia­dos de Eu­ro­pa. A to­do es­to, an­te Ale­ma­nia se le su­mó su au­to­ri­dad pa­ra no arru­gar­se en ta­reas de­fen­si­vas y pa­ra co­man­dar lar­gos con­tra­gol­pes con una po­de­ro­sa zan­ca­da.De he­cho, in­ter­pre­tó a las mil ma­ra­vi­llas la po­si­ción de pi­vo­te.Aun así, su jue­go me­nos po­si­cio­nal tie­ne más si­mi­li­tu­des con Art­hur que con Bus­quets .De Jong, que ju­gó 77 mi­nu­tos, reúne las fa­ce­tas de un in­te­rior azul­gra­na de la vie­ja es­cue­la.

CEN­TRAL DE GA­RAN­TÍAS De Ligt tam­bién ofre­ció un en­cuen­tro pa­ra en­mar­car.De je­fe de la za­ga jun­to a Van Dijk, el cen­tral del Ajax fue una au­tén­ti­ca pe­sa­di­lla pa­ra la de­lan­te­ra ale­ma­na. Rá­pi­do al cor­te, con una sa­li­da lim­pia des­de atrás, im­po­nen­te en el uno con­tra uno y po­ten­te a la ho­ra de re­ma­tar de ca­be­za. A sus con­di­cio­nes de­fen­si­vas, el ‘ajac­cied’ tam­bién le su­mó ca­pa­ci­dad ofen­si­va, te­nien­do un ca­be­za­zo muy cla­ro an­te Neuer.Con tan so­lo 19 años, De Ligt es uno de los grandes cen­tra­les del fu­tu­ro y an­te Ale­ma­nia lo de­jó cla­ro.

Ra­mon Pla­nes se ha­brá lle­va­do una gran im­pre­sión de­dos ju­ga­do­res que de­be te­ner bien con­tro­la dos. Ale­ma­nia su­frió en sus car­nes a dos ju­ga­do­res lla­ma­dos a ser muy im­por­tan­tes en los pró­xi­mos años.El fu­tu­ro del fút­bol eu­ro­peo es su­yo.

Fren­kie fue el fa­ro de Ho­lan­da y de­mos­tró que pue­de ju­gar de pí­vo­te a un ni­vel muy al­to

Jun­to a Van Dijk, Matt­hijs se eri­gió en el je­fe de la de­fen­sa y mos­tró sus grandes con­di­cio­nes

/ / EFE

Los dos ob­je­ti­vos del Ba­rça ju­ga­ron a un gran ni­vel y Ra­mon Pla­nes de­bió to­mar bue­na no­ta

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.