Des­de la mar­cha de Ro­bert MARC se sien­te más des­pro­te­gi­do

Sport - - BARÇA - Vie­ne de la pá­gi­na an­te­rior

La ges­tión del car­go tie­ne otra gran ba­ta­lla co­mo la ges­tión de un ves­tua­rio cu­ya je­rar­quía pro­duc­to de las mu­chas tem­po­ra­das que lle­van en el club y los éxi­tos lo­gra­dos de­jan al en­tre­na­dor con un mar­gen de ma­nio­bra re­la­ti­vo. “A Val­ver­de le preo­cu­pa an­tes que na­da el equi­li­brio, tan­to en el jue­go co­mo en el ves­tua­rio” , di­cen. Y así es co­mo ha lo­gra­do pa­sar un año y me­dio sin ni un in­cen­dio de con­si­de­ra­ción. Aun­que sea a cos­ta de acep­tar mu­chas pre­ben­das de los pe­sos pe­sa­dos del equi­po o te­ner en cuen­ta es­ta je­rar­quía en las ali­nea­cio­nes.

Guar­dio­la lle­gó a de­cir que ser en­tre­na­dor del Ba­rça es 30% fút­bol y un 70% to­do lo res­tan­te .Y en es­tas ba­ta­llas es­tá en­fras­ca­do Val­ver­de.En la ges­tión de los egos del ves­tua­rio pe­ro tam­bién de unos di­rec­ti­vos que le ven con re­ce­lo.El KO en Ro­ma aún es­cue­ce y,a ojos de al­gu­nos miem­bros de la di­rec­ti­va,le de­jó un es­tig­ma de en­tre­na­dor pa­ra equi­po pe­que­ño que le cues­ta sa­car­se de en­ci­ma pe­se a que ha con­se­gui­do ga­nar tres de los cin­co tí­tu­los que ha dispu­tado. SE QUE­DÓ SIN SU PA­RA­GUAS La au­sen­cia de Ro­bert Fer­nán­dez e ha de­ja­do sin su prin­ci­pal pa­ra­güas, por­que el que fue­ra se­cre­ta­rio téc­ni­co fue quien apos­tó por él y siem­pre fue leal a su ges­tión. Aho­ra,l a sin­to­nía con la ac­tual di­rec­ción de­por­ti­va es me­nor.

Val­ver­de no se sien­te cien por cien res­pal­da­do des­de la di­rec­ti­va y de la se­cre­ta­ría téc­ni­ca. Y, pe­se a que siem­pre le han de­fen­di­do pú­bli­ca­men­te, con

Mes­si a la ca­be­za, sa­be que ges­tio­nar un ves­tua­rio tan com­ple­jo tie­ne su des­gas­te. Así pues, por to­das es­tas ra­zo­nes, Val

ver­de du­da y mu­cho de con­ti­nuar en el car­go.

La de­ci­sión de­fi­ni­ti­va no es­tá to­ma­da. Se­rá en pri­ma­ve­ra por­que, en gran me­di­da, de­pen­de­rá de la evo­lu­ción del equi­po du­ran­te la tem­po­ra­da, de los re­sul­ta­dos, del ren­di­mien­to y de las cri­sis que va­yan apa­re­cien­do. Y, so­bre to­do, el des­gas­te que va­ya acu­mu­lan­do. Guar­dio­la du­ró cua­tro años, Luis En­ri­que tres y Val­ver­de po­dría ser dos.

Val­ver­de­no­se sien­te100% res­pal­da­do­ni­por la­jun­ta­di­rec­ti­va ni­tam­po­co­por­la di­rec­ción de­por­ti­va

Tan­to Guar­dio­la co­mo Luis En­ri­que de­ja­ron el car­go cuan­do a ellos más les con­vino... por cul­pa del des­gas­te

CA­SA­NO­VAS

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.