En el mis­mo club en el que em­pe­zó su ca­rre­ra

Sport - - +FÚTBOL -

▄ El prin­ci­pal ob­je­ti­vo de Henry se­rá, al me­nos, po­der ob­te­ner co­mo en­tre­na­dor al­go de lo que su­po ga­nar en su ca­rre­ra de fut­bo­lis­ta. Jus­ta­men­te la co­men­zó en el Mó­na­co, club que le vio de­bu­tar en 1993. Con los ro­ji­blan­cos ju­gó seis años, ganó una li­ga y, tras un pa­so fu­gaz por la Ju­ven­tus, Ar­se­ne Wen­ger, pu­jó pa­ra lle­vár­se­lo al Ar­se­nal. En Lon­dres ate­rri­zó so­bre el ini­cio de la tem­po­ra­da 99/00 y lle­gó a su­mar 227 go­les, pues el en­tre­na­dor le en­con­tró un pues­to so­bre el cen­tro del cam­po don­de sa­ca­ba par­ti­do de su tre­men­da ve­lo­ci­dad y po­ten­cia. Ganó dos li­gas, va­rias co­pas na­cio­na­les, y es­tu­vo a pun­to de ob­te­ner la Cham­pions, pe­ro la per­dió a ma­nos del Ba­rça, club don­de re­ca­la­ría en 2007. Se le re­cor­da­rá por su do­ble­te en el 2-6 y por ser par­te del equi­po del sex­te­te. Lue­go de com­pli­car­se por le­sio­nes y un ba­jo ni­vel, el fran­cés tuvo su pa­so triun­fal por el NY Red Bulls y, tras un par de ce­sio­nes al Ar­se­nal du­ran­te al­gu­nos me­ses, col­ga­ría las bo­tas en Amé­ri­ca du­ran­te el 2014. A par­tir de ahí lle­gó su pre­pa­ra­ción co­mo en­tre­na­dor. ‘Bob’ Mar­tí­nez le eli­gió co­mo asis­ten­te por su ex­pe­rien­cia co­mo cam­peón del mun­do con Fran­cia, y mal no le fue. Aho­ra ten­drá que de­mos­trar su va­lía en so­li­ta­rio. A per­pe­tuar su ca­li­dad.

Henry vuel­ve a ca­sa //AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.