El gran pro­ble­ma de Dem­bé­lé es su pre­cio desor­bi­ta­do

Sport - - BARÇA -

Val­ver­de pe­ri­me­tró el in­cen­dio Dem­bé­lé­con la úni­ca de­ci­sión po­si­ble: de­jar­lo fue­ra de la con­vo­ca­to­ria y en­viar­le una ad­ver­ten­cia pú­bli­ca. El club fue há­bil y com­bi­nó el cas­ti­go con el al­ta de Mes­si, la me­jor ma­ne­ra de em­pe­zar a apar­tar al ju­ga­dor fran­cés del fo­co del con­flic­to. El en­tre­na­dor ha apro­ve­cha­do el lío pa­ra for­ta­le­cer su po­si­ción y a la vez pa­ra ha­cer un ges­to con una plan­ti­lla que le pi­de me­nos pro­ta­go­nis­mo pa­ra el fran­cés y más pa­ra Mal­com. Por­que lo que ha ac­ti­va­do el asun­to Dem­bé­lé es la ley de la me­ri­to­cra­cia por la que de­be re­gir­se cual­quier gru­po: si al­guien rin­de de­be te­ner un pre­mio, pe­ro si se sal­ta las nor­mas de con­vi­ven­cia de­be ser san­cio­na­do. El fran­cés no pue­de que­jar­se: fue re­ci­bi­do por sus com­pa­ñe­ros con los bra­zos abier­tos y le han re­co­no­ci­do siem­pre su po­ten­cial. Aho­ra bien, Dem­bé­lé no ha sa­bi­do re­tor­nar es­ta con­fian­za y aho­ra tie­ne la pe­lo­ta en su te­ja­do, pe­ro en una po­si­ción de de­bi­li­dad de la que no se­rá fá­cil sa­lir ai­ro­sa­men­te. En el fon­do, lo que con­di­cio­na y en­ra­re­ce to­do el asun­to es el pre­cio desor­bi­ta­do que cos­tó el fran­cés (105+40), con­ver­ti­do en una pre­sión dia­bó­li­ca que es muy difícil de ad­mi­nis­trar. Con es­te pre­cio, to­do se mag­ni­fi­ca y cual­quier mí­ni­ma es­pe­cu­la­ción se con­vier­te en un con­flic­to de es­ta­do. Gus­te o no, cuan­to más di­ne­ro, más fo­co, y cuan­to más fo­co, más im­pa­cien­cia. Y es que en el Ba­rça el di­ne­ro que se pa­ga por un fut­bo­lis­ta no es so­lo una tras­cen­den­te lí­nea en un ba­lan­ce: se con­vier­te, jus­ta o in­jus­ta­men­te, en la va­ra de me­dir su fútbol y su apor­ta­ción al equi­po. Val­ver­de ha ges­tio­na­do la cri­sis con cri­te­rio, pe­ro un Dem­bé­lé en su ca­sa son 145 mi­llo­nes en el lim­bo, una pa­ta­ta ca­lien­te que el club de­be es­pe­rar que se en­fríe y evi­tar así que su va­lor se de­pre­cie de­ma­sia­do. De­fi­ni­ti­va­men­te, el gran pro­ble­ma de Dem­bé­lé es el pre­cio que se pa­gó por él.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.