Ro­di­lla Apo­yo ali­nea­do CO­NO­CER

La ro­di­lla es una ar­ti­cu­la­ción de tran­si­ción, ya que ges­tio­na las fuer­zas que se trans­mi­ten en­tre el apo­yo del pie y la ca­de­ra, un ajus­te en su es­ta­bi­li­dad no so­lo me­jo­ra­rá tu ca­rre­ra, sal­tos o squat, tam­bién evi­ta­rá su des­gas­te ar­ti­cu­lar.

Sportlife - - LESIONES DEL DEPORTE -

Las pier­nas re­pre­sen­tan una gran pa­lan­ca que rea­li­za el mo­vi­mien­to de la tri­ple ex­ten­sión en el que co­la­bo­ran en si­ner­gia el to­bi­llo, la ro­di­lla y la ca­de­ra. Los múscu­los del miem­bro in­fe­rior son biar­ti­cu­la­res pa­ra mo­ver las pa­lan­cas ven­cien­do a la gra­ve­dad. Por la ro­di­lla pa­san múscu­los por la par­te an­te­rior y pos­te­rior que, ade­más de con­se­guir el mo­vi­mien­to, apor­tan es­ta­bi­li­dad, ya que a di­fe­ren­cia de la ca­de­ra o el to­bi­llo, es­ta ar­ti­cu­la­ción no dis­po­ne de múscu­los con una cla­ra fun­ción es­ta­bi­li­za­do­ra. Es ne­ce­sa­rio re­for­zar es­tos múscu­los pa­ra ge­ne­rar tono mus­cu­lar y apor­tar así una si­tua­ción mu­cho más es­ta­ble. En la ca­de­ra, glúteo ma­yor y so­bre to­do me­dio, apor­tan es­ta­bi­li­dad evi­tan­do el val­go de ro­di­lla. Su apor­te fun­cio­nal so­bre la ro­di­lla es muy sig­ni­fi­ca­ti­vo en apo­yos uni­po­da­les. Los is­quio­su­ra­les, en la par­te pos­te­rior, co­la­bo­ran en la ex­ten­sión de la ca­de­ra im­pul­san­do la pier­na ha­cia atrás. Son múscu­los que de­be­mos re­for­zar en ex­cén­tri­co pa­ra evi­tar acor­ta­mien­tos y fa­vo­re­cer el equi­li­brio en la ro­di­lla con el po­de­ro­so an­ta­go­nis­ta cuá­dri­ceps.

RIES­GOS

Las ac­ti­vi­da­des de­por­ti­vas con gi­ros brus­cos co­mo es­quí, fút­bol o bas­ket, pre­sen­tan el ries­go de le­sión más ele­va­do pa­ra la ro­di­lla por sus ac­cio­nes de fle­xión con ro­ta­ción. Los li­ga­men­tos cru­za­dos y la­te­ra­les pue­den ver­se afec­ta­dos con des­ga­rros e in­clu­so ro­tu­ra.

VA­LO­RAR

Es fá­cil ob­ser­var la ines­ta­bi­li­dad de la ro­di­lla en ges­tos con im­pac­to co­mo la ca­rre­ra o la re­cep­ción de un sal­to don­de la ro­di­lla se di­ri­ge ha­cia el interior (val­go). Es­ta si­tua­ción obe­de­ce a una me­cá­ni­ca in­co­rrec­ta que po­si­ble­men­te ten­ga su ori­gen en la ca­de­ra o el to­bi­llo

RE­FOR­ZAR CON­SE­JO

Si deseas po­ner én­fa­sis en la pro­pio­cep­ción, no es ne­ce­sa­rio uti­li­zar ma­te­ria­les que ge­ne­ren ines­ta­bi­li­dad, bas­ta­rá con rea­li­zar un apo­yo mo­no­po­dal man­te­ni­do con los ojos ce­rra­dos. Un au­tén­ti­co re­to es­ta­ble y efec­ti­vo.

En la par­te an­te­rior, el cuá­dri­ceps re­fuer­za la ro­di­lla. La por­ción más lar­ga, el rec­to an­te­rior fe­mo­ral, co­la­bo­ra tam­bién en la fle­xión de ca­de­ra por su in­ser­ción más ele­va­da.

Con apo­yo uni­po­dal so­bre una pe­que­ña al­tu­ra, lle­va el pie li­bre ha­cia de­lan­te, la­te­ral y atrás pe­ro pres­tan­do aten­ción pa­ra man­te­ner ali­nea­do el to­bi­llo, la ro­di­lla y la ca­de­ra, evi­tan­do el val­go.

In­clu­ye ejer­ci­cios de es­ta­bi­li­dad man­te­ni­da in­vo­lu­cran­do al co­re. Mar­ca una X ali­nean­do el bra­zo con la pier­na con­tra­la­te­ral.

Pa­ra un tra­ba­jo más exi­gen­te, rea­li­za re­cep­cio­nes uni­po­da­les man­te­nien­do la es­ta­bi­li­dad y la co­rrec­ta ali­nea­ción de la pier­na de apo­yo.

Con un fit­ball pue­des con­se­guir un curl fe­mo­ral muy efec­ti­vo pa­ra el tra­ba­jo de los is­quio­su­ra­les. Apro­ve­cha pa­ra rea­li­zar la fa­se ex­cén­tri­ca muy len­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.