MI EM­PRE­SA ES SA­LU­DA­BLE

Una jor­na­da en la que que­dó pa­ten­te que una em­pre­sa con há­bi­tos sa­lu­da­bles pro­pi­cia tra­ba­ja­do­res más sa­nos, fe­li­ces y pro­duc­ti­vos

Sportlife - - FITNESS -

La fal­ta de há­bi­tos sa­lu­da­bles re­pre­sen­ta el 27% de los fac­to­res que ge­ne­ran ten­sión en el tra­ba­jo º. Es­ta fra­se re­za­ba en uno de los car­te­les que ador­na­ba el es­tra­do en el IV En­cuen­tro Mi Em­pre­sa es Sa­lu­da­ble, que tu­vo lu­gar el pa­sa­do 14 de mar­zo en el Au­di­to­rio del Cam­pus Rep­sol de Ma­drid. En es­ta jor­na­da or­ga­ni­za­da por Mo­tor­press Ibé­ri­ca y Más Cuo­ta se ha­bló, y mu­cho, de sa­lud y bie­nes­tar en las em­pre­sas. Con­tó con la asis­ten­cia de unos 250 pro­fe­sio­na­les: di­rec­to­res de Re­cur­sos Hu­ma­nos, ex­per­tos en pre­ven­ción de ries­gos, de­por­tis­tas, nu­tri­cio­nis­tas y otros pro­fe­sio­na­les in­tere­sa­dos en la sa­lud la­bo­ral. A tra­vés de me­sas re­don­das, con­fe­ren­cias y en­tre­vis­tas, du­ran­te 4 ho­ras se abor­da­ron te­mas muy di­ver­sos pa­ra la sa­lud de los tra­ba­ja­do­res co­mo el de­re­cho a la des­co­ne­xión, la ca­li­dad del sue­ño, có­mo desa­rro­llar un pro­gra­ma sa­lu­da­ble en las em­pre­sas, con­ci­lia­ción de la vi­da la­bo­ral-per­so­nal o las ven­ta­jas de ir al tra­ba­jo en bi­ci­cle­ta, en­tre otros mu­chos.

Cui­dar a los tra­ba­ja­do­res

La psi­có­lo­ga del de­por­te Pa­tri­cia Ra­mí­rez Loef­fler, que fue la en­car­ga­da de con­du­cir el ac­to, re­cor­dó que “vi­vir de for­ma ple­na es­tá re­la­cio­na­do con có­mo tra­ba­ja­mos de for­ma ple­na. Cuan­do cui­da­mos a nues­tros tra­ba­ja­do­res -con un buen am­bien­te y ha­cién­do­les sen­tir va­lo­ra­dos-, es­tos son más pro­duc­ti­vos, se sien­ten me­jor y re­te­ne­mos ta­len­to. A la em­pre­sa le va me­jor en to­dos los as­pec­tos”. En la pri­me­ra conferencia del día, el car­dió­lo­go y vicepresidente de la Fun­da­ción Es­pa­ño­la del Co­ra­zón, Jo­sé Luis Pal­ma, ha­bló so­bre los ª Fac­to­res de ries­go car­dio­vas­cu­lar pre­do­mi­nan­tes en el en­torno la­bo­ral º. Re­cor­dó que las en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res son la pri­me­ra cau­sa de muer­te en Es­pa­ña y que mu­chos de es­tos epi­so­dios se pro­du­cen du­ran­te la jor­na­da la­bo­ral. Pa­ra el Dr. Pal­ma la pre­ven­ción es la me­jor he­rra­mien­ta pa­ra evi­tar­las, ya que ª con­tro­lan­do los fac­to­res de ries­go se pue­de re­du­cir has­ta el 80% el im­pac­to de los in­far­tos de mio­car­dio º. Ex­pli­có que en­tre los prin­ci­pa­les fac­to­res de ries­go los hay no mo­di­fi­ca­bles (edad y ge­né­ti­ca) y mo­di­fi­ca­bles, so­bre los que sí se pue­de ac­tuar (ta­ba­quis­mo, obe­si­dad, hi­per­ten­sión ar­te­rial, dia­be­tes, se­den­ta­ris­mo, es­trés y con­ta­mi­na­ción am­bien­tal), y fi­na­li­zó se­ña­lan­do que ª por ca­da eu­ro que las em­pre­sas in­vier­ten en sa­lud ob­tie­nen un re­torno de 2,8 en for­ma de ma­yor pro­duc­ti­vi­dad y me­nor ab­sen­tis­mo º. Pa­ra Jo­sé Luis Ca­se­ro, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción pa­ra la Ra­cio­na­li­za­ción de los Ho­ra­rios (ARHOE), ª el de­re­cho a la des­co­ne­xión es el de­re­cho a com­pa­ti­bi­li­zar nues­tra vi­da pro­fe­sio­nal y per­so­nal, por­que los tra­ba­ja­do­res te­ne­mos vi­da º. Te­ner que con­tes­tar men­sa­jes o lla­ma­das de tra­ba­jo fue­ra del ho­ra­rio la­bo­ral, in­te­rrum­pien­do el des­can­so, ocio o vi­da fa­mi­liar, afec­ta a la sa­lud del tra­ba­ja­dor. ª Ha­bría que adap­tar la nor­ma­ti­va la­bo­ral a la si­tua­ción ac­tual, a la reali­dad de una so­cie­dad ca­da vez más di­gi­ta­li­za­da º, ma­ni­fes­tó Glo­ria Fer­nán­dez,

Di­rec­to­ra de RRHH de Pe­rru­lles, Fa­bre­gat y Sa­les Abo­ga­dos. ¿Qué po­de­mos ha­cer pa­ra desa­rro­llar un pro­gra­ma sa­lu­da­ble? A es­ta pre­gun­ta in­ten­tó res­pon­der la me­sa re­don­da en la que par­ti­ci­pa­ron res­pon­sa­bles de Re­cur­sos Hu­ma­nos y ser­vi­cios mé­di­cos de cua­tro em­pre­sas: Rep­sol, Oran­ge, Bausch & Lomb y So­tec Con­sul­ting y que con­tó con la mo­de­ra­ción de Fran­cis­co Gar­cía Ca­be­llo, di­rec­tor del Fo­ro de Re­cur­sos Hu­ma­nos. Ex­pli­ca­ron los pla­nes de sa­lud (fí­si­ca y emo­cio­nal) que desa­rro­llan sus res­pec­ti­vas em­pre­sas, en las que no fal­tan ini­cia­ti­vas co­mo pla­nes de pre­ven­ción de ries­gos car­dio­vas­cu­la­res y de dis­tin­tos ti­pos de cán­cer -con prue­bas mé­di­cas pre­ven­ti­vas-, pla­nes de nu­tri­ción y há­bi­tos sa­lu­da­bles, pro­mo­ción de la ac­ti­vi­dad fí­si­ca en gru­po, con equi­pos de pá­del, baloncesto y fút­bol, etc. To­dos coin­ci­die­ron en se­ña­lar que pa­ra po­ner en mar­cha un plan sa­lu­da­ble en la em­pre­sa ha­ce fal­ta im­pli­car a to­dos, des­de la di­rec­ción has­ta los tra­ba­ja­do­res, y es­tu­diar qué es­pe­ran y ne­ce­si­tan. ª Cuan­do los je­fes se con­ven­cen de que la sa­lud es im­por­tan­te to­do fun­cio­na me­jor º, aña­dió Juan Va­le­ra, de So­tec Con­sul­ting. En la conferencia ª Re­la­ción en­tre el es­ti­lo de vi­da sa­lu­da­ble y el cán­cer de ma­ma º, Jo­sé Án­gel Gar­cía Sáenz, on­có­lo­go y miem­bro de la jun­ta di­rec­ti­va de GEICAM, re­cor­dó la im­por­tan­cia de ha­cer ejer­ci­cio fí­si­co, se­guir una die­ta equi­li­bra­da y evi­tar há­bi­tos tó­xi­cos pa­ra re­du­cir el ries­go de es­te ti­po de cán­cer, cau­san­te de 6.000 muer­tes al año en Es­pa­ña. ª Es­tá muy aso­cia­do a nues­tro es­ti­lo de vi­da y a fac­to­res am­bien­ta­les, tam­bién en el tra­ba­jo º, aña­dió.

El va­lor de los gre­ga­rios

Luis Pa­sa­mon­tes, uno de los gran­des gre­ga­rios del ci­clis­mo es­pa­ñol de­fen­dió la im­por­tan­cia de es­ta figura tam­bién en el mun­do la­bo­ral. ª El 90% de los tra­ba­ja­do­res son gre­ga­rios; sin gre­ga­rios no ha­bría éxi­tos en el ci­clis­mo ni en las em­pre­sas º. Pa­sa­mon­tes re­cor­dó que su ma­yor éxi­to fue dar­se cuen­ta de que ser­vía pa­ra tra­ba­jar pa­ra los de­más. ª Al fi­nal tie­nes que sa­ber cuál es tu si­tio y cuá­les son tus po­si­bi­li­da­des. O ga­nas o tra­ba­jas pa­ra los que ga­nan º. El En­cuen­tro si­guió so­bre dos rue­das con la en­tre­vis­ta a Jo­sé Ca­rrón y Je­sús Án­gel Gon­zá­lez, de Li­berty Se­gu­ros, quie­nes ex­pli­ca­ron la ini­cia­ti­va de su em­pre­sa ª En bi­ci al tra­ba­jo º, que pro­po­ne a los em­plea­dos sus­ti­tuir el co­che por la bi­ci­cle­ta pa­ra ir a la ofi­ci­na, in­cen­ti­ván­do­les eco­nó­mi­ca­men­te (0,37 €/km). Ca­si el 10% de los em­plea­dos de Li­berty se han ad­he­ri­do en al­gún mo­men­to a es­ta ini­cia­ti­va, ª que más allá de apor­tar­les un be­ne­fi­cio eco­nó­mi­co, tie­ne con­se­cuen­cias po­si­ti­vas pa­ra su sa­lud y pa­ra el Me­dio Am­bien­te º. ª Mo­vá­mo­nos por un mun­do me­jor º, nos pro­po­ne Tech­nogym. Jor­di Ma­llo­fré, res­pon­sa­ble de su ca­nal Health, Cor­po­ra­te & Per­for­man­ce, ex­pli­có las ven­ta­jas que tie­ne pa­ra la es­pal­da tra­ba­jar sen­ta­dos en una well­ness-ball, y en qué con­sis­te el mo­vi­mien­to #lets­mo­ve­fo­ra­bet­ter­world, que aú­na la so­li­da­ri­dad con to­dos los be­ne­fi­cios del ejer­ci­cio fí­si­co. So­bre la con­ci­lia­ción tra­ba­jo-vi­da fa­mi­liar se ha­bló en la me­sa re­don­da ªTec­no­lo­gía, con­ci­lia­ción y per­so­na­sº, mo­de­ra­da por Jose An­to­nio Ca­ra­zo, di­rec­tor de Ca­pi­tal Hu­mano de Wol­ters Klu­wer. ª Me ha­ce ilu­sión ha­blar de la con­ci­lia­ción en un en­torno de sa­lud, por­que es un fac­tor más del bie­nes­tar de las per­so­nas, fun­da­men­tal pa­ra que tra­ba­jen a gus­to en un en­torno sa­lu­da­ble º, co­men­tó Vic­to­ria Marín, de Red Eléc­tri­ca Es­pa­ño­la, quien ex­pli­có las po­lí­ti­cas de con­ci­lia­ción de su em­pre­sa en­tre las que se in­clu­ye una fle­xi­bi­li­dad ho­ra­ria que per­mi­te ajus­tar a las cir­cuns­tan­cias per­so­na­les, has­ta en dos ho­ras, el mo­men­to de en­tra­da y sa­li­da del tra­ba­jo. Te­re­sa Gallastegui, Di­rec­to­ra de Per­so­nas y Or­ga­ni­za­ción en Ecoem­bes, ex­pli­có que su em­pre­sa tie­ne 88 me­di­das de con­ci­lia­ción la­bo­ral, co­mo ho­ra­rios fle­xi­bles, jor­na­da in­ten­si­va en ve­rano, ac­ti­vi­da­des pa­ra los hi­jos de los tra­ba­ja­do­res en días no lec­ti­vos, etc. Mar­ta Se­rrano, ge­ren­te de Sa­ni­dad y Se­gu­ri­dad La­bo­ral de AENOR, ex­pli­có en qué con­sis­te la Cer­ti­fi­ca­ción de Em­pre­sa Sa­lu­da­ble que emi­te es­ta Aso­cia­ción. ª El en­torno la­bo­ral es una de las ma­yo­res cau­sas de en­fer­me­dad; y tam­bién sa­be­mos que la sa­lud in­flu­ye en la pro­duc­ti­vi­dad de las per­so­nas. Por tan­to, si pro­mo­ve­mos la bue­na sa­lud en el en­torno del tra­ba­jo ha­brá ade­más un re­torno eco­nó­mi­co pa­ra la em­pre­sa º. Bea­triz Ro­drí­guez, de la So­cie­dad Es­pa­ño­la del Sue­ño, se­ña­ló que el 40% de la po­bla­ción su­fre tras­tor­nos de sue­ño, ª lo que tie­ne un al­to cos­te so­cio­eco­nó­mi­co pa­ra las em­pre­sas: ba­jas por ac­ci­den­tes, ab­sen­tis­mo y me­nor ren­di­mien­to la­bo­ral º. Re­cor­dó la im­por­tan­cia de res­pe­tar nues­tros rit­mos cir­ca­dia­nos y ajus­tar los tiem­pos bio­ló­gi­co, so­cial y am­bien­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.