Mis en­tre­na­mien­tos?

¿Qué ha­go si apa­re­ce el do­lor en

Sportlife - - CORRER -

A lo lar­go de la pre­pa­ra­ción de nues­tro pri­mer me­dio ma­ra­tón va­mos a pa­sar por mo­men­tos du­ros, al ir pro­gre­san­do en dis­tan­cia y en se­sio­nes pue­de in­clu­so apa­re­cer el do­lor. Si pa­ra un de­por­tis­ta de éli­te el do­lor for­ma par­te de su día a día y te acos­tum­bras ca­si a to­le­rar­lo, es­to no de­be­ría ocu­rrir con un corredor po­pu­lar, se tra­ta de un pri­mer in­di­ca­ti­vo, una pri­me­ra alar­ma de que al­go es­tá pa­san­do en tu cuer­po. Esos sín­to­mas pue­den ser des­de una sim­ple con­trac­tu­ra, has­ta una le­sión o la fa­ti­ga del en­tre­na­mien­to que he­mos he­cho que ha­ya si­do qui­zá de­ma­sia­do in­ten­so. Hay que ser ca­pa­ces de in­terio­ri­zar esas sen­sa­cio­nes y di­fe­ren­ciar. Un mé­to­do pa­ra apren­der a di­fe­ren­ciar un do­lor preo­cu­pan­te de uno le­ve es tes­tar có­mo nos sen­ti­mos en el si­guien­te en­tre­na­mien­to. Si des­pués de los 15 pri­me­ros mi­nu­tos des­apa­re­ce el do­lor, quie­re de­cir que for­ma par­te del en­tre­na­mien­to y no pa­sa na­da, so­lo ten­drás que ir al fi­sio pa­ra des­car­gar una pro­ba­ble con­trac­tu­ra mus­cu­lar. Si en cam­bio ese do­lor pro­si­gue o se in­ten­si­fi­ca, se­ría sín­to­ma de alar­ma y de­be­ría­mos pa­rar y acu­dir a los es­pe­cia­lis­tas pa­ra que ana­li­cen cuál es su ori­gen.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.