Te­ra­pia del bos­que

Sportlife - - SALUD -

Cuan­do per­ci­bi­mos una se­ñal de pe­li­gro, ya sea fí­si­co o de cual­quier otro ti­po (las cau­sas por las que nos es­tre­sa­mos en nues­tra so­cie­dad no son ge­ne­ral­men­te peligros fí si­cos in­mi­nen­tes), nues­tro or­ga­nis­mo se pre­pa­ra pa­ra la ac­ción y se ase­gu­ra de que te­ne­mos su­fi­cien­te azú­car y ener­gía dis­po­ni­bles. Caen los ni­ve­les de in­su­li­na y au­men­tan los ni­ve­les de glu­co­sa en san­gre. Además, l as hor­mo­nas del es­trés pro­vo­can que nues­tros te­ji­dos sean me­nos sen­si­bles a la in­su­li­na. Es­to ocu­rre en la

Fe­liz en la na­tu­ra­le­za

ma­yo­ría de las per­so­nas, pe­ro re­sul­ta más pe­li­gro­so en los dia­bé­ti­cos, es­pe­cial­men­te en los ti po 2, ya que los ni­ve­les de glu­co­sa se vuel­ven muy di­fí­ci­les de con­tro­lar cuan­do nos es­tre­sa­mos. La i nmer­sión en el mun­do na­tu­ral pro­du­ce in­con­ta­bles be­ne­fi­cios pa­ra la sa­lud, por lo que se ha con­ver­ti­do en fuerte ten­den­cia en to­do el mun­do. Es­tos be­ne­fi­cios se de­ben en par­te a los acei­tes esen­cia­les que ema­nan de las plan­tas. En las ca­si 300 pá­gi­nas de es­te li­bro, la pe­rio­dis­ta Sa­rah Ivens nos cuen­ta su ex­pe­rien­cia y nos pro­po­ne ac­ti­vi­da­des y ejer­ci­cios mind­ful­ness pa­ra reali zar tan­to al ai­re li­bre co­mo en ca­sa, af i r ma que s ol o 10 mi­nu­tos al día son su­fi­cien­tes pa­ra no­tar un cam­bio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.