Vi­da sa­na. Ju­gar, cre­cer, so­ñar

Se acer­ca un tiem­po de ilu­sión y re­ga­los pa­ra los ni­ños que los adul­tos de­ben fo­men­tar por­que les ha­ce fe­li­ces y for­ma par­te de su in­fan­cia y apren­di­za­je. Co­no­ce sus be­ne­fi­cios.

SuperTele - - News -

La teo­ría más co­no­ci­da so­bre desa­rro­llo del jue­go es pro­ba­ble­men­te la de Jean Pia­get, se­gún la cual los ni­ños pa­san por tres eta­pas: fun­cio­nal, has­ta los 2 años; de re­pre­sen­ta­ción, de los 2 a los 6, y de re­glas, de los 6 a los 12. Gra­cias a ellas, el pe­que­ño dis­fru­ta, des­cu­bre su en­torno, prue­ba, po­ne en mar­cha su ima­gi­na­ción, apren­de y ma­du­ra, tan­to cog­ni­ti­va co­mo emo­cio­nal­men­te.

Pa­ra Inma Mar­tín, del Co­mi­té de Ex­per­tos de Ima­gi­na­rium, “es im­pres­cin­di­ble pa­ra un cre­ci­mien­to sano y ar­mo­nio­so. Un ni­ño que jue­ga es un ni­ño sano”. Los pa­dres, se­gún el in­for­me ‘Jue­ga con Ellos’, de Fa­mo­sa, tam­bién re­co­no­cen su va­lor: el 50 por cien­to cree que fo­men­ta la crea­ti­vi­dad, y al­go me­nos, la ca­pa­ci­dad de so­cia­bi­li­zar y el 40,5 , su desa­rro­llo fí­si­co y men­tal. Ade­más, el 87 por cien­to sa­be que ju­gar con sus hi­jos es im­por­tan­te.

Mu­chas po­si­bi­li­da­des

A los intercambios de rol con mu­ñe­cos, co­ches o dis­fra­ces, los clá- si­cos de me­sa o ex­pe­ri­men­tos, y aque­llos que se prac­ti­can al ai­re li­bre, en el si­glo XXI se han con­so­li­da­do los aso­cia­dos al or­de­na­dor, que ca­da vez co­mien­zan en eta­pas más tem­pra­nas. “Con­ti­núan la ten­den­cia de in­no­va­ción de años an­te­rio­res en la que con­vi­ven ju­gue­tes tra­di­cio­na­les y tec­no­ló­gi­cos”, se­ña­la el in­for­me de la Aso-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.