El te­le­adic­to

SuperTele - - Si Te Lo Perdiste… -

Con Éli­te, la nue­va bomba mun­dial ma­de in Spain, me ha pa­sa­do co­mo con el OT de Amaia: me sien­to co­mo un ado­les­cen­te. La se­rie revive un fe­nó­meno que se ha­bía apa­ga­do en los úl­ti­mos años, des­de las pri­me­ras tem­po­ra­das de

Fí­si­ca o Quí­mi­ca, y le su­ma una po­ten­cia pro­fun­da­men­te fres­ca, di­ver­sa y ac­tual. Éli­te va a arra­sar por­que, al igual que su­ce­día en

Por tre­ce ra­zo­nes, tra­ta al es­pec­ta­dor jo­ven con au­sen­cia to­tal de pa­ter­na­lis­mo y bu­cea en los per­so­na­jes con ma­ti­ces y atre­vi­mien­to. Lo es­can­da­lo­so no na­ce de las es­ce­nas de se­xo o de con­su­mo de drogas (a es­tas al­tu­ras…), sino de las mo­ti­va­cio­nes in­ter­nas, y eso es el cal­do de cul­ti­vo per­fec­to pa­ra de­gus­tar un ‘pla­cer culpable’ de ca­te­go­ría. A eso hay que su­mar una ca­li­dad téc­ni­ca no­ta­ble –se no­ta la mano de los

pro­duc­to­res de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.