‘GHVIP’.

Su­per­te­le se cue­la en las en­tra­ñas del reality de Telecinco

SuperTele - - Contents - Borja R.Ca­te­la Fotos: En­ri­que Ci­don­cha

Los con­cur­san­tes de GHVIP sa­ben que mi­llo­nes de per­so­nas los ven en te­le­vi­sión, In­ter­net y re­des so­cia­les. Lo que des­co­no­cen es que son ‘vi­gi­la­dos’ por 45 per­so­nas, 80 cá­ma­ras y más de 100 ki­ló­me­tros de ca­ble, la dis­tan­cia de va­rias ma­ra­to­nes.

Pa­ra or­ga­ni­zar to­do ese equi­po es­tá Marta Fernández de Bo­ba­di­lla, je­fa de rea­li­za­ción del es­pa­cio, que ade­más siem­pre es la pri­me­ra en lle­gar a la ca­sa: “Mi tra­ba­jo em­pie­za an­tes de que exis­ta, con reunio­nes con su di­se­ña­dor. Es una cons­truc­ción es­pe­cial, en la que tie­nen que vi­vir con­cur­san­tes con cá­ma­ras, en las pa­re­des y en so­por­tes, y que ade­más es­tá atra­ve­sa­da y ro­dea­da por una cruz de cá­ma­ras” [ha­bi­tácu­lo en el cen­tro –y al­re­de­dor– de la ca­sa des­de don­de los ope­ra­do­res gra­ban, sin ser vis­tos, a tra­vés de un cris­tal, un es- pe­jo pa­ra los in­qui­li­nos. Fernández de Bo­ba­di­lla es tam­bién quien de­ci­de dón­de se po­nen las cá­ma­ras: “Y có­mo se dis­tri­bu­ye su se­ñal en el pa­nel del con­trol de real iza­ción, des­de don­de ve­mos to­dos los pla­nos, in­clui­dos los de las in­fra­rro­jas –las que se en­cien­den en los dor­mi­to­rios por las no­ches–”.

Es im­po­si­ble que no ha­ya erro­res: “Si en di­rec­to se es­tro­pea la se­ñal de la cá­ma­ra que es­tá en el ai­re, se ‘des­pin­cha’ y se eli­ge otra”, pe­ro en­tre los más de 200 me­tros de ca­ble triax – trans­mi­ten con ma­yor ca­li­dad de ima­gen– de las cá­ma­ras au­tó­no­mas, to­do pue­de pa­sar. “Por­que no te­ne­mos guion, aun­que cuen­to con un equi­po que ha­ce muy fá­cil lo di­fí­cil”.

Im­po­si­ble pla­ni­fi­car

“En las ga­las te­ne­mos ac­cio­nes pro­gra­ma­das co­mo la ex­pul­sión, los po­si­cio­na­mien­tos, la ‘cur­va de la vi­da’, al­gún en­cuen­tro, las prue­bas… Pe­ro el res­to se ri­ge por los im­pre­vis­tos. A es­to hay que unir el he­cho de que tra­ba­ja­mos en mul­ti­cá­ma­ra pa­ra con­tar la vi­da de los con­cur­san­tes

“Es sa­cri­fi­ca­do, pe­ro hay muy buen ro­llo” (M. Fern‡ndez, je­fa

de rea­li­za­ci—n)

den­tro de la ca­sa. Pa­ra el rea­li­za­dor la coor­di­na­ción con los com­pa­ñe­ros de so­ni­do, de con­te­ni­dos y con los ope­ra­do­res, no es nin­gu­na ton­te­ría, pe­ro ahí es­ta­mos, ¡triun­fan­do y so­bre to­do dis­fru­tan­do!”, di­ce en­tre ri­sas. Ra­zón no le fal­ta, pues ca­da se­ma­na cer­ca de tres mi­llo­nes de per­so­nas si­guen las ga­las los mar­tes, jue­ves y do­min­go.

Marta lle­va en el reality de Telecinco des­de la ter­ce­ra edi­ción. “Fue ma­ra­vi- llo­sa; guar­do mil re­cuer­dos. No he es­ta­do en to­dos… en 14 más o me­nos”. ¿Lo que nun­ca ol­vi­da­rá? “Co­mer­me las uvas en el con­trol de rea­li­za­ción en

Gran Her­mano 10, en el turno de Fin de Año. Son mi se­gun­da fa­mi­lia, aquí pa­sa­mos no­ches, fes­ti­vos… Es muy sa­cri­fi­ca­do, pe­ro to­do se ha­ce a gus­to cuan­do hay tan buen ro­llo. Soy una afor­tu­na­da”.

Marta Fernández de Bo­ba­di­lla, je­fa de rea­li­za­ción de GHVIP. El con­trol de cá­ma­ras de la ca­sa de Gran Her­mano.

El equi­po de rea­li­za­ción du­ran­te una ga­la. Los con­cur­san­tes, des­de la cruz de cá­ma­ras, du­ran­te una de las ga­las de jue­ves.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.