Via­jes.

Bur­deos, un te­so­ro por des­cu­brir

SuperTele - - Contents -

En la desem­bo­ca­du­ra del río Ga­ro­na, cer­ca del océano Atlán­ti­co, Bur­deos, ca­pi­tal de Nue­va Aqui­ta­nia des­de 2014 y tres ve­ces ca­pi­tal de Francia (1870, 1914 y 1941), es un des­tino per­fec­to pa­ra es­ca­par­se un fin de se­ma­na y dis­fru­tar de su joie de vi­vre y su ri­que­za ar­qui­tec­tó­ni­ca.

Una ciu­dad de la que Víc­tor Hu­go de­cía: “To­me Ver­sa­lles, aña­da Am­be­res y ten­drá Bur­deos”, y que con­ser­va cier­to ai­re bri­tá­ni­co –per­te­ne­ció a esa cor­te des­de el ma­tri­mo­nio de Leo­nor de Aqui­ta­nia con En­ri­que II de In­gla­te­rra– e in­te­lec­tual gra­cias a sus ilus­tres ve­ci­nos: Mon­taig­ne, Mon­tes­quieu, Go­ya, Flo­ra Tris­tán, Fra­nçois Mau­riac y Mer­cé Ro­do­re­da.

La pla­za de la Bol­sa, con se­ño­ria­les edi­fi­cios cu­bier­tos con te­ja­dos de pi­za­rra ne­gra, fa­cha­das con mas­ca­ro­nes y bal­co­nes de hie­rro for­ja­do, es su lu­gar em­ble­má­ti­co, em­be­lle­ci­do, des­de 2006, por el Es­pe­jo de Agua, una in­men­sa pla­ca de gra­ni­to con cam­bios re­gu­la­res de agua que fun­cio­na co­mo un gi­gan­tes­co es­pe­jo.

Cen­tro res­tau­ra­do

De­trás de la pla­za se en­cuen­tra el ba­rrio Saint Pie­rre, su cas­co his­tó­ri­co, en pro­ce­so de res­tau­ra­ción des­de 1996 ba­jo la al­cal­día del ex Primer Mi- nis­tro Alain Jup­pé, que ha re­cu­pe­ra­do el co­lor do­ra­do ori­gi­nal de la pie­dra ca­li­za de los edi­fi­cios. Es un mu­seo al ai­re li­bre con 350 edi­fi­cios de­cla­ra­dos Mo­nu­men­tos His­tó­ri­cos, co­mo el puen­te de Pie­dra, cons­trui­do por or­den de Na­po­león Bo­na­par­te; el ma­jes­tuo­so Gran Tea­tro, jun­to a una es­ta­tua del ca­ta­lán Jau­me Plen­sa, cer­cano a la in­men­sa pla­za Quin­con­ces, pre­si­di­da por la es­ta­tua en me­mo­ria de los Gi­ron­di­nos, o el an­ti­guo pa­la­cio Rohan, hoy se­de del Ayun­ta­mien­to.

En cuan­to a los re­li­gio­sos, la ca­te­dral de San Andrés, con su to­rre Pe­yBer­land, co­ro­na­da por una es­ta­tua do­ra­da de No­tre-Da­me de Aqui­ta­nia, y sus tres cam­pa­nas, Ma­rie, Clé­men­ce y Mar­gue­ri­te, don­de se ca­sa­ron Leo­nor de Aqui­ta­nia y Luis VII, y Ana de Aus­tria y Luis XIII. Es, jun­to a las ba­sí­li­cas de Saint-Seu­rin y de Saint-Mi­chel, pa­ra­da en el Ca­mino de San­tia­go.

La puer­ta Cail­hau, el úni­co res­to me­die­val jun­to al an­ti­guo cam­pa­na­rio, es la en­tra­da al Puer­to de La Lu­na, una bu­lli­cio­sa zo­na re­cu­pe­ra­da con co­que­tas tien­das, ga­le­rías y bis­trós. Fue allí don­de los ma­ri­ne­ros in­gle­ses ju­ga­ban al rugby, un de­por­te que es ca­si una re­li­gión en es­ta ciu­dad vol­ca­da en su equi­po, el Union Bor­deaux Bè­gles.

PUEN­TE DE PIE­DRAPLA­ZA DE LA BOL­SA Y EL ES­PE­JO DE AGUA

MO­NU­MEN­TO A LOS GI­RON­DI­NOSPUER­TA CAIL­HAU

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.