Pe­que­ño pro­di­gio

Fiat ha de­mos­tra­do una vez más su ca­pa­ci­dad tec­no­ló­gi­ca crean­do un pe­que­ño mo­tor bi­ci­lín­dri­co ca­paz de lo me­jor en pres­ta­cio­nes, con­su­mo y emi­sio­nes.

Tiempo - - MOTOR - MA­NUEL DO­MÉ­NECH (Mo­tor Ze­ta)

el fiat 500 de 1957 na­ció equi­pa­do con un pe­que­ño mo­tor bi­ci­lín­dri­co de 30 CV de po­ten­cia, mo­tor que le fal­ta­ba al nue­vo. Es­ta la­gu­na la ha col­ma­do Fiat a tra­vés de su em­pre­sa FPT (Fiat Po­wer­train Tech­no­lo­gies), que ha desa­rro­lla­do una au­tén­ti­ca jo­ya me­cá­ni­ca en ta­ma­ño re­du­ci­do de­mos­tran­do to­da su ca­pa­ci­dad tec­no­ló­gi­ca. Se tra­ta del mo­tor de dos ci­lin­dros con tec­no­lo­gía Twi­nAir y so­bre­ali­men­ta­ción por tur­bo. Su ci­lin­dra­da no lle­ga a los 900 cen­tí­me­tros cú­bi­cos, pe­ro la ac­ción del tur­bo per­mi­te que desa­rro­lle una po­ten­cia de 85 CV y que dis­pon­ga de un par mo­tor de 145 Nm. Aso­cia­do a un cam­bio ma­nual de cin­co mar­chas de buen y pre­ci­so ac­cio­na­mien­to, es­te in­no­va­dor e im­pre­sio­nan­te mo­tor des­ta­ca por te­ner un ren­di­mien­to sor­pren­den­te y por una sua­vi­dad de fun­cio­na­mien­to que lo si­túa un pa­so por de­lan­te del mo­tor 1.4 de 100 CV pe­se a con­tar con 15 CV me­nos. Co­mo to­do mo­tor bi­ci­lín­dri­co, tie­ne un so­ni­do muy par­ti­cu­lar, un ron­ro­neo que, le­jos de per­tur­bar a los ocu­pan­tes del co­che, re­sul­ta muy sim­pá­ti­co y re­tro­trae a có­mo so­na­ba aquel pri­mi­ti­vo dos ci­lin­dros de 1957. Es­te mo­tor es pro­ta­go­nis­ta sus­tan­cial de un co­che ya su­ma­men­te co­no­ci­do, y con él se pres­ta a una per­so­na­li­za­ción que lo dis­tin­ga del res­to de la ga­ma. En es­ta oca­sión ha si­do ves­ti­do por den­tro y por fue­ra por la mar­ca de ro­pa Die­sel (el mo­tor Twi­nAir es de ga­so­li­na, no dié­sel, no hay que con­fun­dir­se), lo que con­fie­re a la ca­rro­ce­ría y al in­te­rior un to­que de ele­gan­cia de­sen­fa­da­da y ju­ve­nil por la uti­li­za­ción de unos re­ves­ti­mien­tos es­pe­cia­les y de asien­tos ta­pi­za­dos por Die­sel.

Per­so­na­li­za­do. La re­co­no­ci­ble es­té­ti­ca del Fiat ‘500’ se trans­for­ma

‘ves­ti­da’ por Die­sel.

Ju­ve­nil. La pre­sen­ta­ción del ‘500 by Die­sel’ crea un am­bien­te más de­sen­fa­da­do que el del mo­de­lo

nor­mal. Su equi­pa­mien­to ha evo­lu­cio­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.