LA PRO­PUES­TA DE LOS MIL MI­LLO­NES

Tiempo - - OPINIÓN -

mía, que se re­fie­ren al ejer­ci­cio de 2010, pue­den ex­traer­se da­tos in­tere­san­tes. Así, por ejem­plo, el gasto de per­so­nal de las 38 dipu­tacio­nes de ré­gi­men co­mún (ya que la pro­pues­ta de Ru­bal­ca­ba ex­clu­ye las dipu­tacio­nes fo­ra­les e in­su­la­res) su­ma unos 1.800 mi­llo­nes de eu­ros, apro­xi­ma­da­men­te el 30% de sus in­gre­sos. Pe­ro no to­das se com­por­tan igual, mien­tras que en To­le­do y Oren­se es­te gasto se co­me el 44% de los in­gre­sos de la ins­ti­tu­ción, en la de Ge­ro­na só­lo su­po­ne el 12% de es­tos. El lí­der del PP en Oren­se, Jo­sé Luis Bal­tar, se gas­ta, por lo tan­to, 32 de sus 72 mi­llo­nes en per­so­nal en su feu­do.

La pro­pues­ta de Ru­bal­ca­ba ha pro­vo­ca­do la ré­pli­ca in­me­dia­ta del PP, que ha se­ña­la­do, por ejem­plo, que el cam­bio de los 1.037 dipu­tados pro­vin­cia­les por un con­se­jo de al­cal­des su­pon­dría ele­var la ci­fra de car­gos po­lí­ti­cos en es­tas ins­ti­tu­cio­nes a más de 8.000. El nú­me­ro de miem­bros de los ple­nos de la dipu­tacio­nes tie­ne re­la­ción con la po­bla­ción. Al­ba­ce­te, por ejem­plo, cuen­ta con 25, Ali­can­te con 31 y Bar­ce­lo­na con 51. Se tra­ta de con­ce­ja­les y al­cal­des de mu­ni­ci­pios de la pro­vin­cia que re­fle­jan los por­cen­ta­jes de con­ce­ja­les que ca­da par­ti­do ha con­se­gui­do en las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les.

Ru­bal­ca­ba ha se­ña­la­do que se pue­de pres­cin­dir de gas­tos co­rrien­tes co­mo los re­fe­ri­dos a pro­to­co­lo, par­que mó­vil, pu­bli­ci­dad y pro­pa­gan­da, comunicaciones; pren­sa, re­vis­tas y li­bros; reunio­nes, con­gre­sos y jor­na­das; es­tu­dios y tra­ba­jos téc­ni­cos, gas­tos de asis­ten­cia a fe­rias, ves­tua­rio, die­tas y se­gu­ri­dad. Ade­más del aho­rro por la eli­mi­na­ción de los gas­tos que con­lle­va es­ta re­pre­sen­ta­ción y su apa­ra­to co­rres­pon­dien­te de car­gos de con­fian­za. Por ejem­plo, en la Dipu­tación de Bar­ce­lo­na hay 46 car­gos de con­fian­za y en Sevilla 114 ase­so­res.

Por­cen­ta­jes.

Pa­ra unas dipu­tacio­nes el gasto co­rrien­te pe­sa más que pa­ra otras. Las de Jaén y Huel­va se en­cuen­tran en ca­be­za, ya que el gasto co­rrien­te en bie­nes y ser­vi­cios su­po­ne el 29% y el 27%, res­pec­ti­va­men­te, de sus in­gre­sos. En el la­do con­tra­rio, pa­ra la Dipu­tación de Al­ba­ce­te só­lo su­po­ne el 5,9%. En to­tal, el gasto co­rrien­te de las 38 dipu­tacio­nes de ré­gi­men co­mún su­ma 946 mi­llo­nes de eu­ros y su­po­ne un 15% de sus in­gre­sos.

Ru­bal­ca­ba tam­bién ha se­ña­la­do que fun­cio­nes que aho­ra cu­bren las dipu­ta-

El can­di­da­to so­cia­lis­ta Alfredo Pé­rez Ru­bal­ca­ba ha da­do más de­ta­lles de su pro­pues­ta so­bre las dipu­tacio­nes pro­vin­cia­les. Después de re­fle­xio­nar so­bre la po­si­bi­li­dad de que des­apa­re­cie­ran, ha anun­cia­do que pre­sen­ta­rá an­te la con­fe­ren­cia po­lí­ti­ca de su par­ti­do que se ce­le­bra­rá en sep­tiem­bre una pro­pues­ta que pre­ten­de aho­rrar unos mil mi­llo­nes de eu­ros con la trans­for­ma­ción de las dipu­tacio­nes. El ex­vi­ce­pre­si­den­te ha sub­ra­ya­do que la Cons­ti­tu­ción pre­vé que la re­pre­sen­ta­ción po­lí­ti­ca de las pro­vin­cias se pue­de ar­ti­cu­lar a tra­vés de las dipu­tacio­nes o de otro ti­po de cor­po­ra­cio­nes. De es­ta ma­ne­ra, Ru­bal­ca­ba pre­ten­de eli­mi­nar el gasto de los 1.037 dipu­tados pro­vin­cia­les que tie­nen car­go en es­tas ins­ti­tu­cio­nes y trans­for­mar las dipu­tacio­nes en un con­se­jo de al­cal­des. El aho­rro con es­ta me­di­da es­tá muy le­jos de los mil mi­llo­nes de eu­ros. La re­duc­ción del gasto co­rrien­te, que su­ma 946 mi­llo­nes en las 38 dipu­tacio­nes de ré­gi­men co­mún y evi­tar las du­pli­ci­da­des de fun­cio­nes con las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas ha­rían el res­to . cio­nes, co­mo los ser­vi­cios so­cia­les o cul­tu­ra y deportes, de­be­rán ser asu­mi­das por las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas en un in­ten­to de evi­tar du­pli­ci­da­des.

Aun­que el can­di­da­to so­cia­lis­ta, que lle­va­rá su pro­pues­ta a la con­fe­ren­cia po­lí­ti­ca de su par­ti­do en sep­tiem­bre, ha re­cal­ca­do que los fun­cio­na­rios no per­de­rán su pues­to de tra­ba­jo, por­que se tras­pa­sa­ría a las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas a aque­llos li­ga­dos a las fun­cio­nes que asu­mi­rían, no es­tá tan cla­ro qué ocu­rri­ría con los apro­xi­ma­da­men­te 9.000 em­plea­dos even­tua­les a suel­do de las dipu­tacio­nes, se­gún las es­ta­dís­ti­cas ofi­cia­les.

Aún no es­tán de­ta­lla­dos los con­te­ni­dos de es­ta pro­pues­ta de re­for­ma, pe­ro Ru­bal­ca­ba ha se­ña­la­do que, ade­más de la re­for­ma de la ley de ba­ses de ré­gi­men lo­cal, se mo­di­fi­ca­ría la ley de ha­cien­das lo­ca­les. Los da­tos de la li­qui­da­ción de los pre­su­pues­tos in­di­can que las dipu­tacio­nes ce­rra­ron 2010 con un dé­fi­cit de 455 mi­llo­nes de eu­ros, lo que su­po­ne un 7,4% de sus in­gre­sos. El com­por­ta­mien­to, de nue­vo, es muy de­sigual en­tre unas y otras. La Dipu­tación de Pon­te­ve­dra ce­rró el año con un su­pe­rá­vit del 20%, mien­tras que la de Ge­ro­na al­can­zó un dé­fi­cit del 38% lo que su­po­ne 47 mi­llo­nes de eu­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.