Dos Es­pa­ñas aún

Por qué, y des­de cuán­do, los es­pa­ño­les es­ta­mos en­fren­ta­dos en­tre no­so­tros.

Tiempo - - CULTURA - LUIS AL­GO­RRI

El trau­ma no se di­si­pa­rá mien­tras ellos es­tén vi­vos y man­ten­gan ahí unos re­cuer­dos im­po­si­bles de bo­rrar. Los her­ma­nos Win­ter­berg cre­cie­ron oyen­do có­mo sus pa­dres re­la­ta­ban una y otra vez sus re­cuer­dos de in­fan­cia, una ni­ñez re­ven­ta­da por la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial. Lue­go se pu­sie­ron a bus­car y re­ca­ba­ron 52 tes­ti­mo­nios más de otras per­so­nas (ale­ma­nes, po­la­cos, fran­ce­ses, ru­sos) que fue­ron ni­ños en­ton­ces. con­ta­ba ri­chard herr en su in­dis­pen­sa­ble li­bro Es­pa­ña y la re­vo­lu­ción del si­glo XVIII que, en los úl­ti­mos años de Car­los III, to­dos los es­pa­ño­les es­ta­ban de acuer­do en dos co­sas. Pri­me­ra: Dios exis­tía. Se­gun­da: el Rey era un ti­po bas­tan­te agra­da­ble. No sé si an­tes ha­bía ocu­rri­do se­me­jan­te pro­di­gio en nues­tro país, pe­ro sé con cer­te­za que esa fue la úl­ti­ma vez que to­dos los es­pa­ño­les se pu­sie­ron de acuer­do en al­go. A par­tir de ahí, con los ecos de la Re­vo­lu­ción fran­ce­sa, se abrió una zan­ja que di­vi­dió en dos a los es­pa­ño­les. Unos op­ta­ron por el pro­gre­so. Otros acabaron en “la con­vic­ción de que la re­sis­ten­cia contra el en­ci­clo­pe­dis­mo era la úni­ca for­ma de man­te­ner una iden­ti­dad es­pa­ño­la se­cu­lar con au­to­no­mía pro­pia”. Es­ta úl­ti­ma fra­se es de Jo­sé Luis Abe­llán y vie­ne en es­te her­mo­so, bre­ve y es­pe­ran­za­do li­bro que ana­li­za pre­ci­sa­men­te eso: có­mo fue po­si­ble que gran par­te de los pen­sa­do­res de nues­tro país con­clu­ye­sen que la es­pa­ño­li­dad era la ig­no­ran­cia, la ca­ver­na, la irra­cio­na­li­dad, el os­cu­ran­tis­mo y el “vi­van las cae­nas” que so­nó ya en 1814, cuan­do el hi­jo de su ma­dre de Fer­nan­do VII cru­zó el río Flu­viá. Abe­llán ana­li­za lo que nos ha pa­sa­do des­de en­ton­ces a la luz de esa zan­ja que al­gu­nos creí­mos que se ce­rra­ba con la Tran­si­ción Nos equi­vo­ca­mos una vez más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.