El via­je es­pa­ñol de Ser­ge Iba­ka

La se­lec­ción es­pa­ño­la de ba­lon­ces­to cuen­ta con un re­fuer­zo es­pec­ta­cu­lar. El me­jor ta­po­na­dor de la NBA ha si­do na­cio­na­li­za­do jus­to a tiem­po.

Tiempo - - DEPORTE - JO­SÉ MA­NUEL GÓ­MEZ

Ser­ge Iba­ka es un ti­po fe­liz que lu­ce son­ri­sa y buen hu­mor cuan­do le po­nen un mo­te, lo pri­me­ro que hi­zo cuan­do Jo­sé Blan­co le re­bau­ti­zó co­mo Ikea fue ofre­cer un par de en­tra­das al co­men­ta­rio más di­ver­ti­do en Twit­ter. En la NBA le co­no­cen co­mo iblo­ka, por­que es el me­jor ta­po­na­dor de la li­ga ame­ri­ca­na. Tam­bién Mr. Nasty, por­que pue­de arrui­nar el día a cual­quier con­tra­rio. Air Con­go, por­que ha con­se­gui­do me­jo­rar un mate de Mi­chael Air Jor­dan. Chew­bac­ca, por­que cuan­do lle­gó a la NBA no ha­bla­ba ni una pa­la­bra de in­glés. Aho­ra es Ikea por obra y gra­cia del lap­sus del por­ta­voz del Go­bierno. El twit es­co­gi­do por Ser­ge de­cía: “Co­lec­ción de ve­rano de Ikea, ar­ma­rio de 2 me­tros y 100 kg, tam­bién sir­ve co­mo ju­ga­dor de ba­lon­ces­to. Só­lo dis­po­ni­ble en ne­gro”.

Ser­ge Iba­ka (2,08 me­tros, 108 ki­los) na­ció ha­ce 21 años en Con­go Bra­za­vi­lle (el Con­go fran­cés de la épo­ca co­lo­nial). No con­fun­dir con la Re­pú­bli­ca De­mo­crá­ti­ca del Con­go, an­ti­guo Con­go Bel­ga y el Zai­re. Am­bos paí­ses es­tán se­pa­ra­dos por el río Con­go, que sir­vió de ins­pi­ra­ción pa­ra la no­ve­la El co­ra­zón de las ti­nie­blas de Joseph Con­rad, una na­rra­ción que fue tras­la­da­da al ci­ne por Cop­po­la en Apo­ca­lip­sis Now. Co­mo Mar­lon Bran­do en esa pe­lí­cu­la, Iba­ka ha vis­to el ho­rror. Era un ni­ño cuan­do su ma­dre mu­rió, lue­go lle­gó la gue­rra y su pa­dre fue en­car­ce­la­do du­ran­te un año. Fue cria­do por su abue­la y, a pe­sar de to­do, tie­ne re­cuer­dos fe­li­ces de su in­fan­cia jun­to a una fa­mi­lia in­men­sa, con 17 her­ma­nos. El ba­lon­ces­to lo lle­va­ba en los ge­nes, sus pa­dres eran ju­ga­do­res, su pa­dre de­fen­dió a su país y su ma­dre de­fen­dió a la se­lec­ción del otro la­do del río. El se­cre­ta­rio de Es­ta­do pa­ra el de­por­te Al­bert So­ler di­jo al ac­ce­der a su car­go que no ha­bría más na­cio­na­li­za­cio­nes, pe­ro que no se opon­dría al pro­ce­so de es­pa­ño­li­za­ción de Iba­ka. ¿Sig­ni­fi­ca eso que Iba­ka es un apro­ve­cha­do?

Ser­ge apa­re­ció en el pa­sa­do all star de la NBA or­gu­llo­so de ser afri­cano y cons­cien­te de que su país es muy po­bre, con una es­pe­ran­za de vi­da de 54 años, y don­de ochen­ta de ca­da mil ni­ños mue­ren an­tes de cum­plir un año. Con­go aca­ba de ce­le­brar sus 50 años de in­de­pen­den­cia, así que sus abue­los co­no­cie­ron el Áfri­ca co­lo­nial, y an­tes de eso... en Áfri­ca se di­ce que cuan­do mue­re un anciano es co­mo si se que­ma­ra una bi­blio­te­ca. Iba­ka cre­ció ha­blan­do lin­ga­la y fran­cés. Cuan­do se me­te en In­ter­net, sa­lu­da en tres idiomas: lin­ga­la, es­pa­ñol e in­glés.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.